Morales vs Barrera: La trilogía del odio

A lo largo de la historia del boxeo han existido trilogías memorables, como Ali vs Frazier, Ward vs Gatti, Bowe vs Holyfield etc. Pero ninguna, donde haya existido tanto odio y animadversión de por medio, como lo fue la que protagonizaron las dos leyendas mexicanas, Erik “Terrible” Morales y Marco Antonio “Cara de niño asesino” Barrera, sin duda una de las mejores trilogías de la historia del boxeo y la que más se llenó de comentarios ofensivos de ambas partes.

Morales, un joven proveniente de la zona norte de Tijuana, Baja California, México. Venía de una familia de clase media baja, de la zona obrera, donde heredó el gusto por el boxeo de parte de su padre y siempre entrenador José “Olivaritos” Morales. Debutó en el boxeo profesional en el año 1993 a la edad de 17 años, noqueando en el segundo round a José Orejel. Su primer pelea de título mundial, se celebró el 6 de Septiembre de 1997 ante el otrora leyenda del boxeo mexicano Daniel Zaragoza, en la postrimerías de su carrera noqueándolo en el round número 11, en una gran pelea, y así hacerse del título supergallo del CMB con un récord inmaculado de (27-0-0, 21 KOs).

Barrera, oriundo de la Ciudad de México, venía de una familia de clase media alta, tuvo una gran carrera como amateur y participó en varios torneos nacionales y debutó como profesional el 22 de Noviembre de 1989 noqueando en el segundo round a David Félix. Su primer título mundial, llegaría el 31 de Marzo de 1995, derrotando por la vía de los puntos al ex campeón boricua Daniel “Cobra” Jiménez, consiguiendo así, el título supergallo versión OMB con un récord invicto de (35-0-0, 24 Kos).

barrera morales

Digamos, que la rivalidad empezó cuando un ya sólido campeón supergallo con 8 defensas de su título, Marco Barrera, le toca defender por novena vez ante el joven y talentoso norteamericano, para ese tiempo ex campeón supergallo de la AMB, Junior Jones en Tampa. Florida, el 22 de Noviembre de 1996. Fue una pelea llena de amarres y dónde Barrera ya dejaba ver sus ya sabidas mañas y golpes a destiempo. Situación, que le causó la descalificación en el round número 5, cuando en las tarjetas iba dominando Jones.

Para antes de la pelea contra Jones, ya se hablaba de un posible combate de unificación ante el ya también sólido y famoso Erik Morales, pero al perder Barrera, se vino abajo el negocio y se optó por la revancha ante Jones, esta vez siendo superado claramente en 12 rounds y así quedando descartado su pelea ante Morales, el cual prendió la mecha, declarando después de la pelea que Barrera no era lo que presumía y que Jones era pan comido para él.

Barrera-Morales-I_635

Morales, dejó en claro lo que había declarado y noqueó de forma categórica a Jones en el cuarto asalto en la plaza de toros de Tijuana el 12 de Septiembre de 1998. Y así calentando más la pelea contra Barrera, quien ya había recuperado el título supergallo de la OMB ante Richie Wenton y del cual haría 2 defensas para entonces sí encerrarse por primera vez ante Morales un 19 de Febrero del año 2000 en el Mandalay Bay de las Vegas.

Los ataques, no se hicieron esperar por parte de ambos. Morales seguro de sí mismo argumentaba que él había vencido fácilmente a Jones y que Barrera ni siquiera había podido castigarlo. Barrera por su parte decía, que Morales era un”indio sin educación”, que venía de una clase inferior, lo que hizo que ambos sequitos se empezaran a odiar de una manera increíble.

La pelea, tuvo un solo ritmo, golpe tras golpe sin descanso, sin un segundo de respiro, donde Morales, fiel a su estilo técnico de puntas sobre pies y gran estilismo, boxeaba a un Barrera que entraba como toro de lidia y que en la mayoría de los rounds apretaba los últimos 10 segundos, poniendo en varias ocasiones a Morales contra las cuerdas, al final los jueces ven ganar a Morales por decisión dividida 115-112 y 114-113 y 114-113 para Barrera en una muy pareja pelea donde parecía que Barrera había sacado la mejor parte.

Al terminar el combate, Barrera, se niega aceptar que Morales fue ganador declarando que los jueces le echaron todo a perder y que Morales sí tenía vergüenza, debería devolver los títulos a lo cual Morales solo contestó “que ya deje de llorar”. Por un tiempo, no se habló de revancha, hasta que Barrera consiguió la que en lo particular, sería la mejor victoria de su carrera el día 7 de Abril del 2001, cuando derrotaría de forma contundente a uno de los mejores peleadores libra por libra del momento, invicto y súper talentoso, Naseem Hamed, en el MGM Grand de Las Vegas para conseguir así una fama internacional instantánea, y muchos, muchos, bonos a su favor. Fue así, que se empezó a cocinar la revancha con Morales, pero ahora en las 126 libras, donde Morales era el campeón indiscutido y aún seguía imbatido.

morales barrera 2La pelea llegó, 22 de Junio de 2002. MGM Grand, Las Vegas. Ante un lleno total que esperaba con ansias, ver, de nuevo a los dos mexicanos intercambiar metralla. El odio entre ellos para ese entonces, les brotaba a flor de piel, no se podían ver ni en pintura, cada uno aprovechaba cualquier entrevista o pregunta para despotricar sobre el otro, Barrera llamaba a Morales un miserable indio que no sabía ni leer y que de 10 palabras decía nueve groserías, que no tenía la más mínima educación. Por otra parte, Morales, atacaba llamándolo “mariquita” que por todo lloraba y que era un afeminado al pintarse el cabello con rayitos. El punto de ebullición llegó, en una conferencia previa a la pelea donde en el “Face to Face” Barrera, se le acerca demasiado a Morales y le dice “haber cabrón dime Mariquita” a lo cual Morales responde ” pss que!! pss Mariquita” cuando de repente Barrera le suelta un gancho de derecha directo a la mandíbula a los que Morales responde con el uno dos de inmediato sin llegar a lastimar a Barrera para volver aquello un manicomio donde los séquitos de ambos se querían arrancarse las cabezas.

Ya en la pelea, Morales empieza con un jab punzante, contragolpeando muy bien a Barrera, que parecía no acomodarse en la pelea, como de costumbre los intercambios eran feroces un Morales con rápidas combinaciones y un Barrera con golpes sólidos que llegaban de lleno a la humanidad de Morales, al cual al pasar el quinto round se le empezó a inflamar el ojo derecho y en el mismo round 5, como dato curioso, Morales escucha el tableteo de los diez segundos finales y este le da la espalda a Barrera creyendo que el round había terminado a lo cual Barrera se lanza con todo ante un Morales que se prende con él en un Intercambio y al sonar la campana este le dice “me la pelas” seguido de un ademán, la pelea vuelve irse a la decisión pero esta vez la suerte le sonreía a Barrera, con una decisión unánime a su favor: 115-113 115-113 y 116-112 en donde en esta ocasión, el ganador había parecido para muchos Erik Morales.

erik-morales-vs-marco-antonio-barrera 3La tercer y última pelea, se celebró el 27 de Noviembre del 2004, esta vez en las 130 libras donde Morales, era el campeón del CMB y Barrera subió de división, después de haber sido noqueado por el ¡en aquel entonces poco conocido! Manny Pacquiao. Como era de esperarse, las declaraciones post pelea, fueron las mismas, ataques y burlas al por mayor, siempre hablando pestes el uno del otro, Barrera decía, que acabaría con Morales en los primeros 5 rounds y Morales arremete diciendo que mandaría a Barrera en camilla al hospital, y como de costumbre la pelea fue de toma y dame sin un claro favorito en los primeros 6 rounds. Morales atacaba a distancia con su largo recto de derecha y Barrera se abalanzaba con todo poniendo en aprietos a un Morales que no podía quitárselo de encima llegando de igual forma a la decisión de los jueces en tal vez, la pelea más pareja de la trilogía.

Barrera, se alzaría de nuevo con la victoria en una decisión mayoritaria con una puntuación de 115-113 y 115-114 que le vieron ganar y un juez la vio empate 114-114, ya con esto terminaba, una de las mejores trilogías de la historia, que estuvo llena de acción de emoción de peleas abajo del ring, de controversia pero sobre todo de un gran boxeo donde se vivió en su máximo esplendor. La garra y valentía de dos peleadores que se odiaban a muerte y que jamás defraudaron a la afición, que lo vitoreo durante su entrega en esta trilogía.

Los dos ya retirados, cuentan que fueron sus peleas más difíciles, en las que mejor se prepararon y las que más disfrutaron. Barrera ha declarado que nadie lo ha golpeado más fuerte que Erik Morales y Morales afirma que nadie lo hacía perder la cabeza como Barrera, en fin los dos tienen asegurado su lugar en el salón de la fama y que a pesar de que Barrera logró dos victorias de tres, no hay ni habrá ninguna diferencia entre el potencial y lo grande que ambos fueron. Para estas fechas y gracias a la intervención de “Box Azteca” ambos son buenos amigos y comparten micrófonos junto a la leyenda Julio César Chávez, Don Eduardo Lamazón, Carlos Aguilar entre otras luminarias del boxeo mexicano.

BOX AZTECA

Por: Oscar Inzunza.
© Copyright by frasesdeboxeo.com

You may also like...

1 Response

  1. .

    […] dio su pronóstico del ansiado combate entre Canelo y Chávez, contó una anécdota de él y Erik Morales, le lanzó reto al “Terrible” y hasta lo […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *