90 SEGUNDOS DE DIVERSIÓN PARA MIKE TYSON

El encuentro denominado como “He’s Back” daba paso a una acontecida pelea que marcaba el regreso de Mikey Tyson al boxeo profesional luego de cumplir 3 años en prisión por violación; este se enfrentaría a Peter McNeeley en el MGM Grand Las Vegas, Paradaise, Nevada.

El 19 de agosto de 1995 se celebró aquella pelea que sólo duraría 89 segundos y aunque no se disputaba ningún título, el espectáculo contó con 16.000 espectadores entre los que se encontraban Will Smith, Bruce Willis, Denzel Washington, Madonna y Pamela Anderson.

Ambos boxeadores intercambiaron varias miradas antes de iniciar el combate. Tyson intimidaba con su sola presencia, mientras que McNeeley se balanceaba de un lado al otro riéndose de forma retadora sin mostrar miedo alguno.

Una vez sonó la campana, McNeeley atacó agresivamente a Tyson, quién fue capaz de esquivar los golpes y aprovechar la oportunidad para darle un gancho derecho que tumbó a McNeeely a sólo pocos segundos de iniciado el combate. El árbitro Mills Lane inició el conteo y cuando llegó a 8, McNeeley se levantó y continuó su furioso ataque contra Tyson. Ambos hombres intercambiaron algunos golpes más, cuando se acababa el primer minuto del episodio.

Menos de 20 segundos después, Mikey Tyson aterrizaría un uppercut derecho a su oponente, dejándolo claramente lastimado. Inmediatamente que ocurrió eso, su mánager, Vinnie Vecchione entró al ring para evitar que Tyson continuara golpeándolo. De manera inmediata, el árbitro Lane detuvo la pelea, otorgándole a Tyson la victoria por descalificación. Para Tyson fue fácil ganar, tenía sed de liberar todo lo que acumuló mientras estuvo en prisión y demostró que estaba decidido a ganar a pesar de que no contaba con el apoyo de la prensa y de algunos expertos en boxeo.

El combate fue catalogado como un éxito financiero que ganó un total de 96 millones de dólares en todo el mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *