FDB plus

CLEMENTE SÁNCHEZ ARTÍFICE DE SU PROPIO DESTINO Y DE SU VIOLENTO FINAL.

Clemente Sánchez considerado por muchos el 1-2 más perfecto del boxeo…

 Primera parte: Trágico final

 clemente sanchezClemente Sánchez estuvo bebiendo con un amigo todo el día 24 de Diciembre de 1978, llegó a su Bar a seguir la farra, estuvieron un rato y se marcharon a otro Bar, como a las 2 de la madrugada se regresan de nuevo a su local, habla con sus empleados y les indica que se vayan a descansar, él y su amigo se quedan a cerrar el negocio, se marchan a las 2:30 en su auto, sin placas y con las luces apagadas, al ir circulando en esa forma irresponsable, estuvo a punto de chocar en contra de un vehículo tipo vagoneta, conducido por Carlos Rodríguez Treviño (jefe de personal de una empresa local) que viajaba con su hijo de 4 años y su esposa embarazada, Clemente se enfurece y sigue por algunas calles a la vagoneta tocando el claxon en forma constante para que se detuvieran, el Sr. Rodríguez se da cuenta que es el ex campeón quién va siguiéndolo, llegan a un cruce y es cuando Clemente y su amigo bajan e intentan abrir violentamente las puertas de la vagoneta para bajarlos, es entonces que Rodríguez Treviño, saca un revólver calibre 38 y lo accionó contra Clemente, quien cae al piso herido de muerte, el autor de los disparos huye y esconde en casa de sus padres, al día siguiente se entrega a ministerio público, indicando que disparó en legítima defensa ya que Clemente se comportó de forma violenta y sintió temor por él y su familia. La familia del ex campeón trató de que el homicida pagara con la cárcel su acción, presentaron pruebas de que el Sr. Rodríguez era experto tirador, y que pudo tirar para amedrentar, pero que tiro a matar. A final de cuentas el asesino quedó libre y Clemente Sánchez labró su propio destino.

Segunda parte: Talento desperdiciado

 CLEMENTEClemente Sánchez, nació un 9 de julio de 1947 en Monterrey, Nuevo León, en su niñez se mostraba agresivo, peleonero, es por eso que su padre lo mete a entrenar boxeo, empieza a participar en torneos amateur, donde logra ganar varios campeonatos regionales y el campeonato estatal, después de esto a los 16 años, debuta profesionalmente en Monterrey, el 23 de marzo de 1963, donde vence por puntos al también debutante Antonio Herrera. Clemente logró un récord de por vida de 45-11-3(29 Ko). Del total de 59 peleas que realizó 37 fueron en Monterrey en donde se convirtió en un ídolo local. Tenía gran poder de manos, un estilo agresivo, valiente, buen defensa, todo para llegar a ser un gran campeón, algo que sí lo logró, pero entre altas y bajas.

 En septiembre de 1971 es llevado a la ciudad de México, para disputar el título nacional pluma, en poder del experimentado José “Copetes” Jiménez, pero a la hora del pesaje Clemente se pasó del límite, decepcionando a su promotor, equipo y seguidores, la pelea se hizo pero sin el campeonato de por medio, al sonar la campana Clemente sale como siempre agresivo, y en el 3er round, ante la sorpresa del público, noquea al “Copetes” Jiménez, que era un peleador muy difícil, después de este sonado triunfo, le dan la oportunidad de ir por el título mundial pluma, en poder del extraordinario Vicente Saldívar, pero “El Zurdo De Oro” decide dar la oportunidad a Kuniaki Shibata, la contienda se pacta para el 11 de diciembre de 1970 en el Auditorio Municipal de Tijuana, Baja California, al llegar la fecha del combate, ante el asombro de los aficionados, el Japonés en una gran actuación le arrebata el título mundial a Saldívar por TKO, ya que “El Negro” Pérez, manager de Saldívar, le impide salir en el round 13, debido a las heridas en el rostro del “Zurdo” y la notable superioridad de Shibata (les recomiendo escuchar las palabras de Saldívar al terminar la pelea y reconocer la calidad de su rival, un verdadero caballero y deportista con gran clase). Con el campeonato mundial pluma en su poder, el Japonés hace 4 peleas donde gana 3 y empata la cuarta, frente al Panameño “Ñato” Marcel, quien dio una cátedra de boxeo a Shibata, pero estando en Japón protegieron con el empate al campeón y despojaron del triunfo a Marcel. Después de esta pelea, quienes dirigían al japonés, buscan un rival cómodo, y es cuando contactan al equipo de Clemente, un boxeador mexicano, que para ellos no representaba ningún peligro para el ídolo nipón Kuniaki Shibata.

La pelea se pactó para llevarse a cabo en Japón, el 19 de mayo de 1972, en el Nihon University Auditorium de Tokyo, Japón. Al llegar el día de la pelea, el auditorio (como era lógico), estaba lleno a reventar de nipones, con un apabullante apoyo a su ídolo. Al sonar la primera campanada, nadie imaginaba lo que estaba por suceder, transcurrieron los rounds 1 y 2 normalmente, estudiando cada uno a su rival, con ligero intercambio de combinaciones, pero en el 3ro, pasando los 2 minutos ocurre lo impensable para los japoneses y los conocedores, Clemente Sánchez conecta el 1 – 2 perfecto a la quijada, mandando a la lona a Shibata ante el asombro de todos, el nipón intenta levantarse, pero se desploma de nuevo totalmente noqueado, el réferi detiene el combate a los 2:26 min. Teniendo nuevo dueño el título mundial pluma del CMB. Clemente fué recibido como héroe en su natal Monterrey, los regiomontanos estaban de fiesta ante la hazaña de su paisano, su triunfo lo hizo famoso internacionalmente.

Tres meses después, Clemente firma su primer defensa contra el Cubano José Legrá, pero antes, en agosto del 72, realiza una pelea de preparación contra Enrique “El Negro” García, frente a sus paisanos en Monterrey, donde dio una de sus peores actuaciones, viéndose fuera de distancia, cansado y lento, perdiendo por DU en 10 rounds, el público sale decepcionado de su ídolo, al igual que su equipo.

 clemente sanchezLlega el momento de su 1ra defensa del título mundial, el 16 de diciembre de 1972, frente al experimentado José Legrá, en La Plaza de Toros Monumental, en Monterrey, Nuevo León, pero entonces ocurre algo increíble, Clemente al momento de pesarse estaba en peso ligero, dando muestra de nuevo, de su total falta de profesionalismo y respeto por su rival, aficionados y equipo; es entonces que su manager lo insta a meterse al vapor para que baje y trate de dar el peso pluma, pero Clemente molesto se niega a hacerlo ante el asombro de todos los ahí reunidos, al no dar el peso pluma, el mexicano pierde en automático el cinturón mundial, de cualquier forma la pelea se lleva a cabo, Clemente sube al ring entre abucheos y mentadas de sus propios paisanos (que sabían ya no era campeón mundial), la pelea transcurre ante un dominio total de Legrá, mandando a la lona en varias ocasiones al mexicano, dándole una paliza, hasta que el réferi decide parar el combate en el asalto 10, declarando nuevo campeón mundial pluma del CMB, a José Legrá. Clemente esa noche perdió no solo el campeonato mundial, sino el respeto de sus paisanos y de los aficionados en general, además de que jamás volvió a disputar el campeonato, también empieza su debacle profesional y personal.

Pasó a la historia por ser el primer boxeador mexicano en perder en la báscula el cinturón mundial por irresponsable. Se retira por año y medio, en ese lapso atiende el Bar de su propiedad, después regresa y hace 8 peleas entre 1974 y 1975 para retirarse definitivamente después de perder en Agosto del 75 por puntos frente a un peleador de poca monta en Monterrey.

Un boxeador que tuvo el mundo en sus puños, pero su afición al desorden y la juerga, lo llevó al fracaso y a una muerte de forma violenta. DEP Clemente Sánchez el artífice del 1-2 perfecto.

Por: Luis Eduardo Arellano A.
© Copyright by frasesdeboxeo.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Aceptar Leer más