FDB plus

¿DESDE CUÁNDO EXISTE EL BOXEO?

HISTORIA DEL PUGILISMO

RECORDANDO AL FAMOSO BENDIGO

Leo con una sonrisa la pregunta del lector Rodolfo Iglesias, que quiere saber si antes de Muhammad Alí había boxeo, porque parece que el ex campeón de peso completo es su referencia más lejana. Antes de Alí, el buen Rodolfo sólo imagina… la nada. Mi sonrisa no es de burla, sólo de sorpresa. Está muy bien que quien no sabe lo que no está obligado a saber, si le interesa, pregunte.

La respuesta empieza diciendo que hay boxeo organizado, como lo conocemos, hace poco más de 120 años en Estados Unidos, Inglaterra y Australia, que fueron los primeros países en tener autoridades boxísticas, reconocer títulos y llevar récords.

Antes de eso, de esos 120 años de boxeo perfectamente documentado, hay mucho más, de lo que también han quedado huellas fehacientes.

10.000-5.000 aC- Corresponde a la Historia del boxeo moderno datación de pinturas rupestres halladas en Albacete (España)

No me voy a detener en la antigüedad, precisando las tribulaciones de Glauco, el hijo de Hipóloco en la mitología griega, el primer peleador de quien se tienen noticias; ni abundare sobre el primer boxeador muy famoso, el griego Theágenes de Tasos, campeón de la olimpíada número 75 celebrada 480 años antes de Cristo; pero sí les voy a decir que lo más viejo que se conoce del boxeo como hoy lo vemos es Bendigo. Se trata de un famoso boxeador inglés cuyo nombre era en realidad William Thompson.

Bendigo nació el 11 de octubre de 1811 en Nottingham, Inglaterra, y peleó como se peleaba entonces, con los puños desnudos. Su celebridad no conoció límites y aún hoy, en su ciudad y en toda Inglaterra, es una leyenda. Sobre el final de su carrera, en 1850, recibió el reto de un joven llamado Tom Paddock, diez años menor, y como tardó en aceptarlo su propia madre, de 82 años de edad, le dijo públicamente: “Yo te digo lo siguiente, Bendy, si tú no aceptas la pelea eres un cobarde. Y quiero decirte más, si tú no peleas yo puedo pelear con ese joven”. Bendigo ganó la pelea a duras penas, se dice que ayudado un poco por el árbitro, que decretó una descalificación de Paddock después de casi hora y media de combate.

¿Cuándo peleó entonces Bendigo? Peleó entre 1832 y 1850, aunque alcanzó su momento culminante entre 1836 y 1838.

Imagínense…

Fue cuando la Primera Intervención Francesa en México.
Fue cuando la batalla de El Álamo.
Fue cuando vivía San Martín.
Fue cuando acababa de morir Simón Bolívar.
Fue cuando la reina Victoria subió al trono.
Fue cuando nacía la emperatriz Sisí, Isabel de Baviera.
Fue cuando Benito Juárez se recibía de abogado…

Bendigo medía 1.77 y debe haber pesado unos 68 kilos, cuando más. Era zurdo. Hizo entre 46 y 50 peleas en su carrera de boxeador y perdió una sola, con un rival que le llevaba más de veinte kilos de ventaja. Fue encarcelado 26 veces porque el boxeo era ilegal. Sucedía con frecuencia que al terminar las peleas estaba esperando la policía para llevarse a los dos combatientes y a algunos del séquito.

Falta decir que Bendigo fue un proselitista religioso desde muy joven, y después de ser boxeador se formalizó como sacerdote y dedicó el resto de su vida a servir a Dios. Nada que nos llame la atención si recordamos que en el mundo del boxeo esto se vio más tarde en peleadores que se hicieron ministros de alguna fe religiosa: Earnie Shavers, George Foreman, Yuri Foreman, Masibulele Makepula, Sergey Akimov y el famoso réferi Richard Steele.

Así respondo la interesante pregunta de mi amigo Rodolfo Iglesias que ahora sabe que sí, hubo boxeo antes de Muhammad Alí.

Bendigo
dibujo que evoca a Bendigo
Por: Eduardo Lamazón
Twitter:  @lamazon_oficial 
© Copyright by Eduardo Lamazón

Relacionados

LAMAZÓN: “Nadie pelea mejor que el ‘GALLO’ ESTRADA en México”

Arnold Salazar

EDUARDO LAMAZÓN: ¿CANELO el mejor de la historia en México? Lo veo difícil, exageró ROBERT GARCÍA

Arnold Salazar

Canelo Álvarez Renuncia al título del CMB: ¿qué hay detrás?

Hector Guzman

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Aceptar Leer más