EL ‘PITUFO’ DE BARRANQUITAS

Escrito por: Francis Chirinos

Este próximo 28 de julio Christopher “Pitufo” Díaz se enfrentará al japonés Masayuki Ito por el campeonato vacante de la división súper pluma de la Organización Mundial de Boxeo OMB, en el Kissimmee Civic Center en el estado de Florida, Estados Unidos.

Para Díaz esta será su primera pelea por un título mundial a la que llega con un registro profesional de 23 peleas en total, 23 ganadas (15 por nocaut y 8 por decisión) y 0 derrotas, en diciembre de 2017 derrotó al estadounidense Bryant Cruz en el tercer asalto por la vía del nocaut adjudicándose el título de peso junior ligero NABO y su última pelea fue ante el dominicano Braulio Rodríguez a quien superó por nocaut técnico en el cuarto asalto ganando así el chance para la pelea por el título mundial.

Este joven de 23 años posee una carrera profesional de cuatro años e hizo su debut en el año 2013 y desde entonces ha estado muy activo en los cuadriláteros con seis peleas en el año 2014, otras seis en el año 2015, luego cinco en el año 2016 y para el año 2017 realizó tres combates, además en el 2015 firmó contrato con la promotora Top Rank y en el 2016 fue nombrado Prospecto del año por ESPN Deportes. Como se puede apreciar ha tenido muy buen desempeño para una carrera profesional tan corta. Pero ¿cuáles son los orígenes de “Pitufo” Díaz?

Christopher nació en la ciudad de Philadelphia en Estados Unidos y fue llevado a vivir al Municipio Barranquitas en Puerto Rico cuando tenía tan sólo un mes de nacido. Su madre es una enfermera, él es el segundo de tres hermanos, comenzó en el boxeo a la edad de ocho años por hobbie y entretenimiento. Su padre falleció hace 14 años, trabajaba en la construcción, durante su juventud fue boxeador y llegó a acumular 85 peleas amateur. A su padre lo apodaban “Pitufo” y después que este murió, en su honor, asumió el mismo apodo como suyo.

Díaz creció y tenía su hogar en Barranquitas, Puerto Rico, hasta que el 20 de septiembre de 2017 el Huracán María golpeó la isla causando muchos destrozos a su paso, para entonces él estaba entrenando New Jersey para su combate contra Bryant Cruz y cuando la fuerte tormenta pasó sus familiares le informaron que cerca del 95 por ciento de todo lo que poseían lo habían perdido y sus casas estaban destruidas.

Entonces se llevó a su familia a New Jersey para brindarles protección y después los llevó a vivir a Orlando, Florida. Varios meses después de la tragedia, extensas áreas de Puerto Rico aún permanecían sin agua y sin electricidad. Debido a su amor por Puerto Rico, Christopher quiere regresar algún día, pero sabe que pasará mucho tiempo antes de que sea reconstruido, para entonces declaró:

 “Es una situación terrible y va a llevar mucho tiempo volver a la normalidad”.

El 28 de julio, Díaz tiene la oportunidad de inscribir su nombre en una amplia lista de campeones mundiales boricuas y además de ello tiene una cita con la historia en donde podrá seguir dejando en alto a todo Puerto Rico y de una vez por todas cambiar el rumbo de su historia en el deporte, reafirmar que dejaría de ser ese prospecto del año del 2016 para convertirse en el máximo exponente boricua en el mundo del boxeo actual, y ser denominado como el presente del boxeo puertorriqueño.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *