JOSÉ CARLOS RAMÍREZ DERRITIÓ EL HIELO Y CONSERVÓ SUS TÍTULOS ANTE EL ‘ICEMAN’ POSTOL

0
30

José Carlos Ramírez (26-0, 17 KOs) sostuvo sus cetros mundiales de peso súper ligero del Consejo Mundial de Boxeo y Organización Mundial de Boxeo al vencer por la vía de la decisión mayoritaria a su retador obligatorio, el púgil ucraniano Viktor ‘The Iceman’ Postol (31-3, 12 KOs) hace unos momentos desde ‘La Burbuja’ en el MGM Grand Garden de Las Vegas. Las tarjetas fueron por 114-114, 115-113, 116-112.

Luego de que la contienda se tuvo que posponer hasta en dos ocasiones debido al Covid-19, por fin se pudo hacer realidad y la misma no defraudó.

El inicio del combate fue uno en donde ambos peleadores establecieron una rápida lucha por el jab con la ventaja en alcance de Postol. Un uppercut de derecha sobre el rostro del retador en el último tercio del round pareció darle la ventaja al apodado ‘Jaguar’ Ramírez.

Imagen
José Carlos Ramírez presionó toda la pelea a Viktor Postol (imagen cortesía de Space)

Ramírez, fiel a su estilo, trataba de avasallar a Postol, quien se amarraba cuando sentía el peligro y mantenía su distancia con su largo jab de izquierda. En el segundo asalto el de Ucrania mantuvo el control manteniéndose lejos de los puños de José Carlos Ramírez.

El tercer episodio fue parejo, con el nativo de Avenal, California, siguiendo su plan de presión y aterrizando buenos golpes cobre la humanidad de su oponente y un Postol dando respuesta a base de contragolpes y su incisivo jab.

La pelea seguía en el mismo tono, con el monarca mexico-estadounidense llevando el gasto del combate mientras que Postol lo recibía a base de jabs. Un par de combinaciones en uno, dos, parecieron darle la ventaja al retador en el quinto.

En el séptimo Ramírez lastimó a Postol con dos combinaciones a ambas manos y el desafiante optó por caminar el ring de esquina a esquina, pasando la tormenta. Al final de la ronda Viktor pareció reaccionar al meter un par de buenas manos sobre el rostro del titular ecuménico.

El trabajo de Ramírez a las zonas blandas parecían rendir frutos hacia el último cuarto del duelo. Viktor Postol no tenía la misma movilidad y recibía cada ves más los impactos de su incansable agresor.

Los rounds de campeonato parecieron darle más estamina a José Carlos Ramírez quien sin quitar el pie del acelerador seguía en su trabajo de demolición ante las respuestas, cada vez más esporádicas de Postol, quien sin embargo recuperó algo de los perdido en los dos últimos asaltos.

Con el triunfo, Ramírez se enfila a tratar de convertirse en campeón mundial indiscutido de las 140 libras cuando se enfrente al otro campeón unificado de la división, el británico Josh Taylor, quien posee los cintos FIB y AMB.

Comentar

Por favor comentar
Introduzca su nombre aquí