FDB plus

LAS REGLAS DEL BOXEO A TRAVÉS DE LA HISTORIA

Con el uso de la palabra “boxeo” se comenzó a diferenciar entre la lucha para resolver altercados callejeros y la lucha bajo reglas determinadas como deporte. Al transcurrir el tiempo la palabra comenzó a usarse para referirse a un deporte en el que dos contendientes usan guantes acolchados, se enfrentan en un cuadrilátero y pelean un número establecido de asaltos siguiendo unas reglas. El boxeo ha sido un deporte en el que tradicionalmente han participado hombres, pero en las ultimas décadas se ha registrado un incremento del boxeo femenino alrededor del mundo.

En principio los combates a puño descubierto eran sin límite de asaltos, luego pasaron a 20 asaltos y luego a 15 asaltos, sin el uso de guantes acolchados ni tiempo determinado. Luego vinieron las primeras normas para regular los encuentros de boxeo que datan del año 1743 y fueron formuladas por el destacado pugilista John Broughton para dar cierta protección a los pugilistas, mientras que la normativa vigente fue implantada en 1867 por el marqués de Queensberry. Ese año el Amateur Athletic Club organizo los primeros campeonatos de boxeo amateur de la historia los cuales tuvieron lugar en el polideportivo Lillie Bridge Grounds y fueron patrocinados por John Douglas 9º Marqués de Queensberry quien estableció un set de doce reglas que fueron denominadas para la época como “Reglas de Queensberry para el deporte del boxeo” y que han llegado a ser universalmente reconocidas como Reglas de Queenberry.

Con la implementación de estas reglas comenzó la era del boxeo moderno. El Marqués impuso que los púgiles cubrieran sus puños en guantes de cuero, con objeto de aminorar en la medida de lo posible los daños causados por la desnudez de las manos. También estableció que los contendientes se clasificaran considerando su peso, para evitar que un corpulento de cien kilos le propinara golpes en la cara a un delgado de cincuenta kilos. Dividió las peleas en asaltos de tres minutos de duración, tiempo suficiente como para darle bien al otro, y tiempo lo bastante breve como para no hacer del cuadrilátero una carnicería.

Entre cada asalto estableció un minuto de descanso para recuperar fuerzas, ingerir algo de agua, y escuchar los consejos del equipo situado en una esquina del cuadrilátero. Además, el marqués prohibió aferrarse al oponente, que el entrenador ayudara a levantarse a su pupilo cuando fuera derribado, y logró que un árbitro dirigiera el combate y contara hasta diez como cuenta de protección al caído antes de declarar el final del combate.

Al transcurrir el tiempo las reglas del Marques de Queensberry fueron obteniendo aceptación y emergieron dos ramas diferentes del boxeo: el profesional y el aficionado. Cada una de ellas posee sus propios entes reguladores nacionales e internacionales, con sus propias variaciones de las reglas. El boxeo se incluyó como deporte olímpico en los Juegos Olímpicos de San Luis en 1904, Estados Unidos, con siete categorías clásicas: peso pesado, peso mediopesado, peso wélter, peso ligero, peso pluma, peso gallo y peso mosca.

Finalmente, la prolongación de los combates y los asaltos se fueron modificando, es así como en el boxeo profesional, el Consejo Mundial de Boxeo en el año 1982, apoyado por el resto de las organizaciones tomó la decisión de reducir la duración de los combates por título de quince a doce asaltos luego que el boxeador Duk Koo Kim muriera como resultado de las lesiones cerebrales sufridas en una pelea, detenida en el 14º asalto, contra el campeón Ray “Boom Boom” Mancini.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Aceptar Leer más