FDB plus

Murat Gassiev destruye al cubano Dorticos y va a la final del WBSS

Yunier Dorticos intentaba reponerse de una izquierda volada que le dejó en muy pésimas condiciones en el 12do round de su combate ante Murat Gassiev. El ruso se entretenía señalando con su guante derecho a Oleksandr Usyk, quien será su próxima rival en la final del WBSS (World Boxing Super Series). Gassiev estaba más que claro que tenía bajo control la situación y cuando se percató que Dorticos estaba mal, sin dudarlo un solo segundo se fue contra el y lo remató.

Victoria por la vía del KO y pase directo a la final, y más especial aún: ¡LA GLORIA ANTE SU GENTE EN RUSIA!

Con esta victoria, el ruso Gassiev se convierte en campeón unificado del peso crucero por la IBF y la WBA. El combate comenzó con Dorticos mandando. Movilidad y muchos golpes, esa fue su plan de pelea para dar apertura. Le duró dos asaltos, porque Gassiev, bien cubierto, supo descifrar de manera eficaz y correcta y comenzó a trabajar al cubano para mermarle dicha movilidad.

La guardia de Dorticos comenzaba a dejar claras sus carencias. Los volados por abiertos siempre entraban, también los upper. Dorticos fue una victima de principio a fin de todos y cada uno de los uppercuts que Gassiev le enviaba.

Golpes, golpes y más golpes, pero Dorticos resistía. Hasta el undécimo asalto.

Luego, con una potente mano derecha Gassiev hizo daño a Dorticos. El cubano tiró de experiencia, supo agarrarse y acabó empujando al ruso contra las cuerdas. Salvó el primer envite. No sería el último. Crochet de derecha, upper y crochet de izquierda. Volaba Dorticos hacia el suelo, mientras Gassiev miraba a Usyk. Segunda caída del cubano casi instantánea, resistía, se movía y quería evitar el nocaut.

 

 

No lo logró, porque Gassiev sabía el camino y fue cuestión de unos segundos que le volviese a cazar. Casi con el tiempo cumplido Dorticos acabó fuera del ring, con los pies sólo dentro. No había tiempo para más. Gassiev lograba el cometido ante su público, y alcanzaba la gran final del torneo y ahora deberá enfrentar al que sin duda alguna será el mayor reto de su vida, uno de los mejores boxeadores del momento: Oleksandr Usyk.

¡Arabia Saudita, allá nos vemos!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Aceptar Leer más