FDB plus

Neil Leifer y La fotografía más famosa en la historia del deporte

Durante su larga carrera, el fotógrafo Neil Leifer ha acumulado un portafolio de fotografías deportivas brillantes y a tomado más de 200 portadas de revistas. Estas incluyen imágenes de golf, béisbol y de fútbol americano y los Juegos Olímpicos de Invierno. Sin embargo, es el boxeo, con toda su atmósfera electrizante y muy cerca de la acción, lo que más le gusta fotografiar.

«Cuando estás rodeando el ring sientes lo que sienten los boxeadores, el calor bajo las luces, apretado entre los otros fotógrafos. Cuando un peleador está contra las cuerdas, está tan cerca que incluso con una lente gran angular tienes que inclinarte hacia atrás para tener a los luchadores en el encuadre. Pero mi tema favorito, no importando el deporte, ha sido y es Muhammad Ali».

Su fotografía más famosa muestra una contundente victoria de Ali frente a Sonny Liston, un disparo durante esta pelea por el título mundial en 1965. Esta fotografía se ha convertido en una de las imágenes más icónicas de la historia del deporte.

Ali-Liston II

“Esta imagen representa la forma en que la gente quiere recordar a Ali: con su fortaleza, confianza y jactancia…”

En el momento de tomar la foto, Leifer tenía sólo 22 años pero ya era un experimentado fotógrafo de deportes. Él había sido un entusiasta aficionado a los deportes cuando era un adolescente y mostró una habilidad precoz como fotógrafo. Vendió sus primeras fotos para la revista Sports Illustrated en su cumpleaños número 16. Luego continuó la publicación de trabajos para esta revista, además de Look, Life, Newsweek y otras publicaciones. Leifer se convirtió en fotógrafo del staff de Sports Illustrated en 1972.

El 25 de mayo de 1965 se le pidió a Leifer cubrir la pelea por el campeonato mundial de boxeo entre Ali y Sonny Liston, que se celebró en la Arena St. Dominick en Lewiston, Maine. Ali estaba defendiendo el título que había obtenido en febrero de 1964 frente al mismo Liston. Después de ese evento (1964) Ali se convirtió en musulmán, se unió a la religión del Islam y cambió su antiguo nombre de Cassius Clay.

Ali, apodado «el bocón de Louisville» era conocido tanto por su gran personalidad como por su estilo de boxeo poco ortodoxo pero muy efectivo («Flota como una mariposa, pica como una abeja», se decía de él). En uno de sus frases dicha antes de la revancha, Ali predijo con confianza la derrota de Sonny.

Al comienzo de la pelea, Neil Leifer dice:

«Como de costumbre estaba junto a los fotógrafos de otros medios alrededor del ring, usando una Rolleiflex formato cuadrado de 2 1/4: la elegí por la alta calidad de las imágenes que producen y en parte por la velocidad de sincronización 1/500 seg que ofrecía con luces estroboscópicas y me permitía congelar la acción”».

También fue uno de los dos únicos fotógrafos en la primera fila cuya cámara estaba cargada con película de color.

AliNeil4
Muhammad Ali y Neil Leifer sosteniendo su famosa fotografía, 40 años después en Washington, D.C., Marzo, 2005.

Este combate, sin embargo, iba a terminar rápidamente y en circunstancias muy controvertidas. A los dos minutos del comienzo del primer round y con golpes al parecer pocos efectivos por ambos púgiles, Liston de repente y para sorpresa de todos cayó al suelo incapaz de levantarse. El árbitro pidió a Ali retirarse a una esquina neutral, pero Ali se negó. En cambio se acercó a Liston gritando:  “Get up and fight, sucker!” «¡Levántate y pelea, idiota!». Este fue el momento capturado en la foto de Leifer. Unos segundos después Ali conservaba su  corona mundial de boxeo.

Posteriormente se especuló que Liston se había dejado solo caer porque  lo único que quería era pagar deudas o porque temía ser asesinado por los extremistas del islam que seguían a Ali.

«Una pelea de dos minutos podría ser una gran decepción para los fans, pero para un fotógrafo no importa si se va a 15 rounds o 15 segundos», comentó años después Leifer. «El editor esperaba de mí una gran foto y el knock-out ocurrió exactamente donde yo quería, y mi único pensamiento al tomar la foto fue Quédate ahí, Sonny, por favor, no te levantes!”».

Leifer capta el momento más dramático de la pelea desde la posición perfecta. Admitió que la suerte jugó un papel en la foto, en el sentido de que estuvo exactamente en el lugar correcto. Su colega de Sports Illustrated, Herbie Scharfman, estaba al otro lado del cuadrilátero y lo que realmente tomó fue una foto a través de las piernas de Ali. «Era evidente que estaba en el asiento equivocado», dijo Leifer en una entrevista en 2002. Sin embargo, también añadió:

«Lo que hace a un buen fotógrafo de deportes es que cuando estás en el lugar correcto no puedes perderte la fotografía».

Leifer cree que su imagen de Ali vs. Cleveland Williams (abajo) es mejor foto que la famosa imagen de Ali vs. Liston aunque reconoce que es la que siempre será recordada.

Muhammad Ali knocks out Cleveland Williams at the Astrodome, Houston, 1966
Muhammad Ali knocks out Cleveland Williams, 1966

Personalmente cree que su mejor fotografía se tomó en 1966, cuando Ali defendió su título contra Cleveland Williams. Esta foto fue tomada desde 80 pies (24 metros) directamente por encima del ring, usando una cámara a control remoto. Es, sin duda, también una brillante  foto de knock-out, pero está más alejada y tiene una visión más abstracta del evento.

Por el contrario, la foto famosa de Leifer capta la energía cruda del boxeo, así como un momento significativo en la carrera de uno de los más grandes deportistas del siglo XX. La imagen muestra a Ali en su mejor momento y se hace más fuerte por el conocimiento de su actual batalla de mucho tiempo con los efectos debilitantes de la enfermedad de Parkinson. Como Leifer ha comentado:

“Esta imagen representa la forma en que la gente quiere recordar Ali: con su fortaleza, confianza y jactancia…”

Fuentes:
http://nnfotografos.com/
http:// www.amateurphotographer.co.uk
Correo: Frasesdeboxeo@gmail.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Aceptar Leer más