FDB plus

‘Peleas Ahistoricas’ (II Parte)

Por: Rauly Mendez Acosta

Cuatro casos que deben ser analizados muy distinto pero sin irnos a los extremos serían los siguientes:

Oscar De La Hoya and Julio Cesar Chavez, MGM Grand hotel-casino on Wednesday, May 3, 2017, in Las Vegas.

1.- Joe Louis vs  Ezzard Charles y Rocky Marciano:

Louis ha sido el más dominante campeón de la historia del boxeo, luego de mantenerse como campeón durante 11 años y defender 25 veces su campeonato mundial Pesado avalado por The Ring, regresa luego de dos años de retiro y reta al entonces campeón de mundial Pesado de la NBA, Ezzard Charles, sufriendo una derrota por DU clara e inapelable; louis lucia lento. calvo, cansado y gordo; ante el más joven Charles, quien antes de ganar el título Pesado ya se había consagrado como quizás el mejor boxeador que tuvo hasta ese entonces la división semipesada pese a no haber sido campeón en dicha categoría y luego de vencer  a Louis, defendió cinco veces más de manera exitosa su título mundial, cayendo luego en un tobogán su carrera pero siempre dando buenas peleas.

© ROCKY MARCIANO www.rockymarciano.net

Louis luego de caer ante Charles, Louis realizó 8 combates más ganando todos (cuatro de ellos por KO), incluyendo a varios rivales con decente calidad hasta luego caer por KO y ser aplastado por Rocky Marciano y abandonar el boxeo para siempre.

Marciano ha sido el único campeón de los Pesos Pesados que se ha retirado invicto y su marca de 49-0 es todo un hito histórico, Marciano luego de vapulear a Louis compiló 11 combates más de los cuales ganó 10 por KO derrotando a hombres como Ezzard Charles, Jersey Walcott y Archie Moore, quienes en ese momento representaban para Marciano mayor reto que el Louis que venció.

2.- Julio César Chávez vs Oscar De la Hoya y Konstantin Tszyu:

Julio Cesar Chavez ha sido el más laureado campeón mexicano de todos los tiempos: fue en su mejor momento un hombre de mandíbula de acero con un implacable ataque al cuerpo y un consistente boxeador que pulverizaba a todos los que enfrentó.

Sus mayores éxitos los cosechó en la división de los Superligeros, donde protagonizó memorables combates contra Greg Haugen, Meldrick Taylor y Héctor Camacho, estando estos tres combates entre los más importantes y memorables de la década de los años 90’s.

Oscar De La Hoya attacks Julio Cesar Chavez in the first round after opening a cut on Chavez’ left eye Friday, June 7, 1996, in Las Vegas. De La Hoya won the bout in the fourth round by TKO because of Chavez’ cut eye.(AP Photo/Lennox McLendon)

Cuando Chávez y De la Hoya se enfrentan en junio del 1996 ya De la Hoya había tenido un breve reinado como campeón Superpluma y se había consagrado como uno de los mejores 135 libras (Peso Ligero) al defender  su título en varias ocasiones y con mucha calidad ante rivales de primera línea.

De la Hoya al momento de enfrentar a Chávez estaba invicto con 21-0, tenía 23 años, respaldado por un poderoso aparato mediático que le había montado Bob Arum, aún brillaba su aura de Campeón Olímpico, mostraba una creciente madurez y era el favorito por la TV norteamericana para ocupar el lugar que en los años 80s había llenado Ray Leonard; a De la Hoya solo le restaba una victoria ante una figura de gran trascendencia para reafirmar su estelaridad en el boxeo mundial. Chávez tenía un intimidante 96-1-1, contando con 36 años y defendía por 18va vez el título Superligero del CMB en su segundo reinado en esa división.

Lo ocurrido en ese combate es harto conocido:

De la Hoya gana por TKO al ser detenida la pelea, las circunstancias señalan que Chávez tenía una herida reciente sobre un párpado que se realizó en una sesión de sparring y no quiso posponer la pelea, por lo que de la Hoya capitalizó ese hecho y al reabrirle esa herida, el combate fue detenido. Sin embargo, cabe mencionar con la precisión y elegancia que el “Golden Boy” golpeó al “León de Culiacán” y aún siendo el combate detenido por la cortadura, De la Hoya dejaba entrever su calidad boxística y que pese a la circunstancia que le favoreció, también mostró con su buen combate que esa herida no era la única causa de su victoria, mientras recuerdo como si fuera hoy, que desde esa misma época se comentaba en los medios de comunicación que Chávez empezaba a mostrar cierto cansancio o entrada a ocaso y pérdida de efectividad, pues sus victorias ante David Kamau y Giovanni Parisi fueron buenas, pero mostraban a un Chávez ya distinto al de antaño.

La revancha de Chávez y De la Hoya no merece mención en este articulo, pues se sabe que ahí De la Hoya estaba acoplado ya a su mejor momento y en la división donde se hizo esta nueva pelea Chávez no fue un púgil competitivo, por ende  fue una pelea muy desigual y es resultado es conocido.   El título que De la Hoya gana a Chávez lo defiende una vez y luego de dejarlo vacante sube a las 147, 154 y 160 libras donde cosecha éxitos ante hombres como Rivera, Trinidad, Campas, Carr, Vargas, Castillejo, Mayorga, Forbes y Gatti, quienes para De la Hoya eran en ese momento un reto de mas peligro que la versión de Chávez que había vencido; ninguno de ellos tenía las estadísticas de Chávez, pero al momento de de la Hoya enfrentarlos estaban todos en sus peaks, siendo un reto mayor para el Golden Boy.

En julio del año 2000 ya Chávez con 38 años de edad y regresando a las 140 libras intenta recuperar por segunda vez el título mundial Superligero del CMB ante el ruso Konstantin Tszyu, quien estaba cerca de cumplir los 31. El combate fue muy desigual, el ruso peleando a media máquina mantuvo siempre el control del combate y venció con suma facilidad al mexicano en un combate detenido por el referee Robert Ferrara no sin antes Chávez visitar la lona por segunda vez en su extensa carrera. Kostya Tszyu al momento de enfrentar a Chávez ya había recuperado el campeonato Superligero del CMB tras haber sido campeón del mismo peso pero versión FIB, título al cual defendió en cinco ocasiones y venía de ganar sus últimas seis peleas por KO.  Tras derrotar a Chávez, el ruso continúa con un reinado sólido, unifica títulos del CMB y AMB, recupera su antiguo título de la FIB y tras un proceso de aparente desgaste, realiza peleas muy esporádicas donde solo hace siete combates en los siguientes años hasta perder ante Ricky Hatton el campeonato y retirarse.

3.- Larry Holmes vs Evander Holyfield y Mike Tyson.

Larry Holmes fue junto a Marvin Hagler el más dominante campeón de los años 80s.  Estuvo cerca de romper simultáneamente la marca de del 49-0 de Marciano y de las 25 defensas de Louis, de no haber sido víctima de la mafia que controla el boxeo, quien le provocó un fracaso ante Michael Spinks en un zendo robo contra Holmes en una decisión amañada.

Embed from Getty Images

De Holmes se reconoce también su fino boxeo y excelente manejo del jab, golpe que  tanto usó de manera defensiva y ofensiva acompañada de un gancho derecho cruzado.

Sabido es que Larry Holmes fue mejor que todos los boxeadores que Mike Tyson derrotó, pero al momento de enfrentar a la mejor versión de Tyson que contaba con cerca de 22 años, Holmes estaba virtualmente inactivo y tenía más de 37, siendo ésta una de las peleas junto a Ali-Moore y Durán-Joppy donde hubo mayor diferencia de edad entre los contrincantes.

Tras caer ante Tyson en su única derrota por KO, Holmes hilvana una racha de seis triunfos al hilo y cuatro años más tarde Holmes se gana el derecho a disputar el título mundial ante Evander Holyfield quien hacía su tercera exposición del campeonato unificado ganado a “Buster” Douglas.  Holyfield, en ese entonces de 30 años se impuso por DU en 12 asaltos en un combate ante Holmes en un combate donde el  Holmes hizo un dignísimo papel y en una pelea que estuvo a punto de ser detenida y ser ganada por TKO por Holmes debido a las cortaduras que le provocó a Holyfield.

Mike Tyson vs Larry Holmes, 1988 WBC/ WBA/ IBF Heavyweight title

Tanto Tyson y Holyfield siguieron con altibajos trillando éxitos y Holmes por su parte tuvo una nueva oportunidad mundialista ante Oliver McCall, la cual pierde por DU y otra ante Brian Nielsen con un título de una entidad poco conocida la cual pierde por DD. Holmes se mantuvo hasta más allá de los 50 años accionando y venciendo a rivales de menor jerarquía que los que enfrentó en su apogeo, pero quienes le superaban en juventud, aunque jamás sus peleas tuvieron ya en los 90s el nivel ni atractivo de antaño, sumando también victorias ante ex campeones del mundo como James “Bonecrusher” Smith y Mike Weaver.

Tyson fue el más dominante púgil de los Pesos Pesados de inicios de los 90s y de Evander Holyfield, muchos analistas coinciden que habría sido igual de competitivo en cualquier época que hubiera accionado, gracias a su disciplina, encaje y buena técnica de golpeo: sin embargo, enfrentaron a Holmes en desigualdad de condiciones, no se puede afirmar que a un Holmes en plenitud de facultades le habrían ganado de igual manera pero, tanto Tyson como Holyfield habrían sido un reto grandísimo para el rey del jab por igual.

Un caso que merece igual atención es el del legendario Carlos Zárate, quien tras consagrarse como uno de los mejores Pesos Gallo de la historia y perder su corona en un cerradisimo fallo en 1979 ante Lupe Pintor, regresó en 1986 ganando en fila 12 combates y en 1987 recibe un chance titular por parte del CMB en la categoría Supergallo perdiendo por Decisión Técnica ente Jeff Fenech. Cuatro meses después disputa ese mismo título ahora vacante ante Daniel Zaragoza perdiendo por TKO en 10 asaltos y siendo esta derrota el retiro de Zárate.

Aquí hay que resaltar varios detalles:

1.- Zárate venía de un prolongado retiro y estaba cerca de cumplir 37 años contra los cerca de 31 que estaba Zaragoza por cumplir.

2.- Zaragoza había agotado parte de su carrera como campeón nacional de México de los Pesos Gallo, tuvo un reinado efímero como campeón mundial en el mismo peso y luego se coronó campeón de Norteamérica de los Supergallos, además de nunca haber sido derrotado por nocaut hasta ese entonces.

3.- Es bueno señalar que Zárate por las razones que fueran no fue un boxeador efectivo (aunque sí competitivo) en los Supergallos. Estos detalles me dan a entender que en los Pesos Gallos Carlos Zárate habría vencido claramente a Daniel Zaragoza por cualquier vía, pero pese a que Zaragoza no estuvo ni figura en igualdad de jerarquía ni nivel boxístico a Zárate, es muy probable que “prime to prime” peleando en Supergallo Zárate habría ganado una apretadisima decisión, o Zaragoza, (quien fue tres veces campeón Supergallo del CMB compilando en total 18 peleas titulares), habría ganado por cómoda DU.

O sea, Zarate ciertamente es uno de los cinco mejores boxeadores que mexicanos de la historia, pero en la división Supergallo las condiciones estaban para posiblemente perder por amplio margen ante Zaragoza o ganar de manera cerrada, debido a que en esa categoría Zaragoza luego de vencer a Zarate demostró y justificó esa victoria ante el “Cañas” venciendo a hombres que estaban en sus peaks y representaban mayor peligro.

4.- Mike Tyson vs Lennox Lewis:

Lennox Lewis, el británico de sangre jamaiquina que representó a Canadá en unos JJOO y quien fuera apodado “The Lion” jamás tuvo el carisma de Tyson ni peleaba con esa fiereza propinando los nocauts aparatosos en que Tyson era un especialista. Lewis y Holyfield heredaron la supremacía de la división cuando “Iron” Mike entró en decadencia; ambos le derrotaron, pero no llenaron su espacio en términos de atractivo al público ni del dominio que tenía Tyson con su capacidad aniquiladora. De Lewis se tiene el errado concepto de que “era solamente un hombre alto que sabía sacar ventajas de sus virtudes de alcance y estatura”, sin embargo, siendo honestos, ninguno de los rivales que Tyson venció en sus peaks se comparan tanto en logros como en calidad a Lewis, por lo que dejó a juicio del conocedor el pensar si “prime to prime” Lewis pudo haber vencido al Tyson imbatible que hasta con la mirada noqueaba.

5.- Bernard Hopkins vs Sergey Kovalev:

Sabemos que Hopkins  debutó como semipesado y tras fracasar en su primer combate ante un tal Clinton Mitchell, bajó hasta las 160 libras peleando como un “mediano recortado”, donde hizo historia al romper los récords de más tiempo como campeón mundial y más defensas titulares de la división en poder de Carlos Monzón.

Luego de dos fracasos ante Jermain Taylor que dieron fin a la “Era de Hopkins” en las 160 libras, el “verdugo” retorna a su división original en las 175 libras y se adjudica el título de la FIB de dicha división que pierde en unificación por DU ante un Sergey Kovalev que venía de ganar sus últimos 10 combates por KO y mérito mayor para Hopkins por romper la racha de KOs siendo más viejo que todos los rivales que Kovalev ha enfrentado y ganado por KO.

Bernard Hopkins and Sergey Kovalev fight during the light heavyweight unification bout November 8, 2014 in the Boardwalk Hall in Atlantic City, New Jersey. AFP PHOTO/Don Emmert (Photo credit should read DON EMMERT/AFP/Getty Images)

Kovalev puede ser con toda justicia clasificado entre los mejores 10 o 15 Semipesados de la historia, por lo que nos es una deshonra para Hopkins haber sido vencido por él; creo que ante un Hopkins más joven la pelea hubiera resultado más competitiva aún ganara quien ganara, no puedo catalogar como ahistorica” esta pelea debido a que ese mismo Hopkins que pierde con Kovalev era capaz de ganarle a cualquier otro buen semipesado del momento y su derrota no estuvo determinada solamente por su avanzada edad.

PARTE I: PELEAS “AHISTORICAS”

Related posts

JAIME MUNGUÍA PREPARADO Y EN PESO PARA ENFRENTARSE A PATRICK ALLOTEY

De no combatir con Mayweather, McGregor tiene en la mira a otra estrella del boxeo

INTENSO PESAJE ENTRE TERENCE CRAWFORD Y JOSE BENAVIDEZ JR.