FDB plus

RAY ‘BOOM BOOM’ MANCINI: UN TRÁGICO NOCAUT

Nacido el 4 de marzo de 1961 en Youngstown, Ohio, Estados Unidos, Raymond Michael Mancini es un ex-boxeador profesional que sostuvo el título del Campeonato Mundial del peso ligero de la Asociación Mundial de Boxeo AMB de 1982 a 1984, proveniente de una familia de tradición boxística por parte de su padre Lenny Mancini, quien fue un contendor de alto calibre en los años 40s y quien alentó al joven Ray a desarrollar sus habilidades boxísticas. Es así como con la guía de su padre Mancini hace su debut profesional en 1979, a la edad de 18 años, derrotando a Phil Bowen por la vía del nocaut en el primer asalto. Desde entonces y durante los primeros años de su carrera venció a importantes boxeadores tales como Bobby Sparks por la vía del nocaut, Jorge Morales por decisión del referee de detener la pelea, el mexicano José Luis Ramírez por decisión unánime, el ex-campeón estadounidense Norman Goins en marzo de 1981.

El primer intento de Mancini de obtener un título mundial fue en octubre de 1980 cuando retó al boxeador nicaragüense Alexis Arguello por el título de peso ligero del Consejo Mundial de Boxeo. La pelea fue calificada como una de las mejores peleas de ese año y en la que Mancini tuvo una gran actuación, pero la experiencia de Arguello fue determinante y venció a Mancini en el 14º asalto por la vía del nocaut técnico. Posteriormente ganó sus dos siguientes combates incluyendo la defensa de su título de peso ligero de la Federación de Boxeo de Norteamérica contra el dominicano Julio Valdez por nocaut técnico en el 10mo asalto lo cual le valió otra oportunidad para pelear en un título mundial.

Pero Mancini perseveró en obtener un título mundial y es así como en mayo de 1982 retó al campeón mundial de Peso Ligero de la Asociación Mundial de Boxeo, Arturo Frías en un combate turbulento donde Frías conectó a Mancini con un gancho de izquierda en la quijada, luego Mancini recuperado envió a la lona a Frías con un gancho de izquierda y una combinación de golpes, Frías se levantó desorientado y Mancini inmediatamente fue a la ofensiva atrapando a Frias contra las cuerdas y le propinó una ráfaga de golpes que no fueron respondidos por Frías por lo que el referee detuvo la pelea en el primer asalto y Mancini finalmente obtuvo la faja de campeón mundial de la AMB.

Luego de retener el título, por la vía del nocaut, en una primera defensa ante el ex-campeón mundial Ernesto España, tuvo lugar el trágico encuentro entre Ray Mancini de 21 años y el retador surcoreano Duk Koo Kim de 23 años, en el Caesars Palace de Las Vegas, en noviembre de 1982. Fue un combate explosivo y lleno de acción, pero en el 14º asalto, después de dos ganchos de izquierda, un Duk Koo Kim mareado retrocedió y fue acabado por una brutal derecha recta que lo envió a la cubierta del cuadrilátero, de dónde ya no se levantaría, finalmente Mancini ganó la pelea por la vía del nocaut técnico,

Mientras en la esquina de Mancini todo era algarabía y celebración en la esquina del surcoreano todo era temor y confusión ya que no reaccionaba, por lo que fue sacado en camilla, aún con sus manos vendadas, hacia el Hospital Desert Springs de Las Vegas donde cayó en coma debido a una hematoma subdural en su cerebro, según el neurocirujano causada por un golpe, por lo que se le practicó cirugía cerebral de emergencia para tratar de salvarle la vida pero a pesar de todos los esfuerzos Kim murió cuatro días después de la pelea.

A partir de este episodio la vida de Mancini dio un giro de ciento ochenta grados. Asistió al funeral de Kim en Sur Corea y al poco tiempo cayó en una profunda depresión, él ha dicho que los peores momentos que ha tenido que enfrentar han sido cuando la gente le preguntaba si él era el boxeador que había “asesinado” a Kim, luego atravesó por un período de reflexión profunda debido a que lo atormentaba el hecho de sentirse culpable por la muerte de Kim. Adicionalmente, tres meses después de la pelea la madre de Duk Koo Kim, devastada por el dolor incesante por la pérdida de su hijo se suicidó y siete meses después de ese fatal combate, Richard Green el referee que fue asignado para proteger esa pelea también se suicidó, según allegados a Green este se culpaba a él mismo por haber permitido que la pelea continuara y por la muerte de Kim.

Por otra parte, Mancini perdió los arreglos que tenía con muchos de sus patrocinadores, por ejemplo, la cadena americana CBS que se había encargado de producir y resaltar la figura del boxeador como el prototipo equivalente a Rocky en la cultura americana, decidió cancelar el apoyo a la carrera de Mancini, así como sus transmisiones de boxeo luego de haber difundido en televisión nacional la muerte de Kim.

Finalmente, a consecuencia de esta pelea el Consejo Mundial de Boxeo CMB hizo las reformas y tomó las medidas necesarias para promover la normativa donde se acortaban los combates de campeonato de 15 a 12 asaltos con el objeto de brindar mayor protección a los boxeadores, luego en 1988 la Asociación Mundial de Boxeo AMB y la Organización Mundial de Boxeo hicieron lo propio y en 1989 les siguió la Federación Internacional de Boxeo FIB.

Lo cierto es que a partir de aquel combate la vida y la carrera boxística del Campeón Mundial del Peso Ligero Ray Mancini no fueron las mismas, al punto de retirarse oficialmente en 1984 a la edad de 24 años, pero el boxeo profesional tampoco volvió a ser igual desde aquel trágico K.O.

Related posts

El mexicano Ricardo Gutiérrez prometió destronar al campeón Alberto -La Avispa- Puello

Abel Sánchez explica porque Canelo no podrá lastimar a Gennady Golovkin

Broner, Garcia, Charlo y Heiland listos en Brookling, New York