FDB plus

Sullivan Barrera y Yuriorkis Gamboa con la mano en alto en Nueva York

Los cubanos Sullivan Barrera y Yuriorkis Gamboa lograron salir victoriosos la noche de ayer en el Teatro del Madison Square Garden, pero de manera muy diferente.

En el combate co estelar de la velada era entre el cubano Sullivan Barrera y el dominicano Félix “Mangu” Valera. Gamboa por su parte enfrentaría en un combate el cual sería vital para su carrera, al puertoriqueño Jason Sosa, quien venía de ser derrotado recientemente por el ucraniano Vasyl Lomachenko.

Barrera y Valera ofrecieron un muy buen espectáculo, pero el arsenal completo de técnica, potencia y explosividad de Sullivan Barrera (21-1, 14 KOs) fueron mucho más que el poder de Valera (15-2, 13 KOs), quien a pesar de haber enviado a la lona a Barrera en el primer asalto de manera categórica, esto no fue suficiente y Barrera remontó para llevarse tarjetas de 98-88, 97-89 y 97-90. Recordemos que al dominicano le quitaron tres puntos por golpes bajos.

Barrera demostró una vez más que esta para grandes cosas en la división y es que aún cuando estuvo enfrentando el conteo de diez, luego de una potente derecha de Valera, pudo mantener la calma, ser paciente y retomar el control del combate sin problema alguno.

Barrera luego sufriría un corte en el ojo izquierdo, lo cual dificultaría un poco su visión, pero sin embargo esto no mermó al boxeador cubano de ejecutar su plan de pelea y poder contragolpear efectivamente a “Mangu” Valera, quien sin restarle ningún tipo de merito, apareció en la pelea con destellos explosivos, que si bien eran muy peligrosos para Sullivan, el problema fue que no siguieron una constancia, lo cual permitía a su rival, recuperar, ajustar y seguir con la batuta del pleito.

Con este resultado y la victoria por la vía del TKO del ruso Sergey Kovalev en el evento principal, se espera que Barrera reciba una oportunidad titular ante el ruso por el campeonato semipesado de la OMB (WBO).


Gamboa vence a Sosa con polémica

Yuriorkis Gamboa, boxeador ex campeón olímpico, buscaba mantener viva su carrera como profesional, en un combate donde las apuestas no eran del todo favorables ante el, dado que tenía que enfrentar al puertorriqueño de poder de puños, Jason Sosa. Este combate abrió la transmisión televisiva.

Combate muy parejo, de mucha estrategia, momentos activos y otros un tanto lentos. Gamboa desde un principio aplicó lo que mejor se sabe hacer en la escuela cubana de boxeo y fue el hacer fallar a Sosa con movimientos de cintura, pasos laterales, pivoteo, usar el jab para mantener la distancia y cuando estaba presente la oportunidad, contragolpear arriba y abajo con las combinaciones.

Sosa poco a poco comenzaba a ajustar y con la mano izquierda estaba logrando tocar a Gamboa, más su trabajo al cuerpo con el objetivo claro de quitarle movilidad y velocidad al cubano, pero muchos de los contragolpes de Sosa quedaron en el aíre, y a su vez la mala posición corporal en la que quedaba Sosa, era lo que el boxeador cubano, Gamboa, aprovechaba para conectar el contragolpe.

Las puntuaciones de los jueces fueron 94-94, 96-92 y 95-93 para el cubano, quien con todo y polémica tras visitar la lona en el séptimo episodio y recibir un punto menos en el décimo, logró mejorar su marca a 28-2 con 17 nocauts para conseguir su segunda victoria en fila.

A su vez, Sosa, sin tener la mejor de sus noches, había hecho mejor las cosas para algunos, pero sufrió su segunda derrota en fila tras caer en la previa con Vasyl Lomachenko, para estancarse en 20-3-4 y 15 cloroformos.


¡NOCHE CUBANA EN  NEW YORK!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Aceptar Leer más