TED CHEESEMAN VICTORIOSO ANTE SAM EGGINGTON EN EL ‘FIGHT CAMP’

0
28
Ted Cheeseman
Ted Cheeseman

La noche acabó y la mega velada organizada por Matchroom Boxing en su sede de Essex, Inglaterra cerró de buena manera cuando Ted Cheeseman venció por decisión unánime (116-113, 116-113 y 115-114) a Sam Eggington.

Ted Cheeseman (16-2-1, 9 KOs) entró al ring preparado y apenas inició el primer asalto se acercó a su rival, logrando dominar los primeros rounds con buen movimiento y velocidad mientras que Sam Eggington (28-7, 17 KOs) respondió con la misma intención.

A medida que los asaltos pasaban, la pelea se estaba volviendo agotadora y ambos iban reduciendo su velocidad por algunos segundos hasta que encendían nuevamente la acción.

En el segundo round, Cheeseman conectó un derechazo en el cuerpo de su rival, haciéndolo tambalear por un momento y sin esperar a que se repusiera, lo atacó con otro derechazo que lo envió directo contra las cuerdas de las que Eggington salió contraatacando.

Cheeseman se movía con buena velocidad y hacía que Eggington pareciera lento y sin querer acercarse mucho pero Ted lograba acorralarlo contra las cuerdas y a Sam no le quedaba más que intentar defenderse.

Durante el sexto episodio Cheeseman conectó un gancho de izquierda que obligó a Eggington a retroceder y lograr reponerse de los golpes, lo que le dio ventaja ante su rival quien sufrió daños en la nariz.

La pelea se estaba emparejando para el octavo round y Eggington había logrado adaptarse a la situación, ambos conectaban fuertes derechazos al cuerpo del otro.

En el último round la acción se puso pareja y Eggington aterrizó un gancho combinado de derecha y luego de izquierda que provocó daño en el cuerpo de Cheeseman quien se alejó y luego regresó para responderle a Eggington con un fuerte derechazo.

Ted Cheeseman
HANDOUT PICTURE COMPLIMENTS OF MATCHROOM BOXING
Matchroom Boxing Fight Camp Media Day
29 July 2020
Picture By Mark Robinson
Ted Cheeseman takes part in his media filming today

“He visto a los luchadores perder a veces y volver al vestuario y no les importa”, dijo Cheeseman. “Todos han visto que cada vez que pierdo estoy muy molesto.

“Lloré mucho después de (Sergio) García, salí del ring después de (Kieron) Conway, salí del ring después de (Scott) Fitzgerald. Soy un ganador y me encanta ganar. He entregado mi corazón y mi alma al deporte y he superado mis problemas. Pensé que merecía un poco de suerte el año pasado, pero nunca la obtuve.

“Me mantuve determinado, seguí adelante y tuve una pelea difícil de nuevo, nunca volví con un calentamiento. Cuando me cansé un poco, me retiré y tuve una pelea con Sam. Sé que puedo boxear y pelear, pero tal vez carecía de un poco de moral y confianza, no había ganado en casi dos años.

“Pero tuve un gran campamento y confiaba en ir a ese ring. No tenía presión, no había muchedumbre aquí. Fue genial no tener multitud y solo comunicarme con Tony (Sims, su entrenador). Sé que cometí algunos errores, pero boxeé muy bien considerando que salí de dos derrotas y un empate.

“A veces, cuando se puso difícil, podría haber pensado ‘Estoy ganando, pero simplemente no va a mi manera, es solo una de esas noches nuevamente’. Pero me mordí el protector de goma y lo di todo.

“Esta fue mi última oportunidad. Si perdía esta noche, estaba retirado, pero ahora podría ser el número 5 del mundo, soy campeón internacional de la FIB, podría llorar de felicidad “.

Esta pelea fue perfecta para Cheeseman quien en 2019 perdió e tres ocasiones y ahora pudo dar un giro a su carrera profesional

Comentar

Por favor comentar
Introduzca su nombre aquí