FDB plus

Un asalto con: Michel “La Zarza” Rivera, orgullo Dominicano

SANTO DOMINGO.- República Dominicana siempre ha sido un país donde el deporte número uno es y será el béisbol, pero esto no deja a un lado que otras disciplinas deportivas sigan creciendo día tras día, en este caso el boxeo.

Michel Rivera es uno de esos casos. Boxeador oriundo de Santo Domingo, peso ligero, debutó en el profesional en el año 2016 ante Gregory Estevez y vaya de qué manera lo hizo, apuntándose una victoria por la vía del TKO.

Actualmente Rivera posee récord invicto de  (12-0, 7 KO’s) y a pesar de que tiene solamente 1 año en profesional, apunta para grandes cosas en el mundo del boxeo y algo que lo motiva mucho es poder dejar bien en alto su tierra, su país; República Dominicana.

Los comienzos de “La Zarza” fueron algo curiosos y llamativos, más cuando proviene de una familia cristiana y el deporte de contacto no es muy bien apreciado. Sin embargo, esto no fue impedimento para que el siguiera luchando por sus metas y sueños;


“Yo me inicie en el boxeo como a los 13-14 años, y lo hice con muchas ganas e ilusión, pero al tener una familia cristiana, el boxeo no era algo bien visto y mi mamá decía que era muy violento y siempre que iba a entrenar, ella iba y me sacaba de los entrenos. Yo estaba “enfermo” con el boxeo, era algo que no me podía sacar de la cabeza, por lo que siempre veía peleas en YouTube y trataba de aprender lo que fuera de las peleas. Pero mi mamá no estaba de acuerdo con el boxeo y me volvió a sacar del mismo, y esta vez me inscribieron en una academia de béisbol, pero a mi no me gustaba para nada. No sentía emoción, nada parecido como con el boxeo.”

“Mi padre al darse cuenta de esto, de que lo mío era el boxeo, habló conmigo y tomó la decisión de que si lo que yo quería en verdad era el boxeo, el me iba a llevar a un sitio donde yo aprendiera muy bien y desarrollara mis habilidades. Y así fue, mi padre me ayudó con el boxeo, me llevó a un sitio acá en Dominicana donde entrenaban boxeadores mayores con muchísima experiencia, peleadores de la selección nacional del país, mucho talento, mucho nivel.”



“Pero no todo fue color de rosas, porque cuando llegué el entrenador del Club me colocó a entrenar de una vez con los peleadores más experimentados y al ser yo un novato, la pase muy mal. Pero todos esos malos ratos por mi inexperiencia crearon en mí un pensamiento; ‘Tengo que trabajar más duro para poder estar al nivel de ellos y poder volver a enfrentarmeles y ganarles.”

“Al final del día con tanto trabajo y esfuerzo, el entrenador del club notó mi talento y un día me comunicó que ya no podía seguir entrenando con los que comenzaron conmigo, ya que al entrenar con todos esos peleadores de mayor experiencia, yo ya estaba mucho mejor preparado y con mejor nivel que antes. Y así fue como pasé a entrenar esta vez con los boxeadores profesionales.”


A pesar de todas las trabas que Rivera tuvo en sus inicios en el boxeo y como él mismo comentó, su entrenador y compañeros de club no lo tomaban en serio y lo ignoraban siempre, es muy complicado que un joven a la corta edad de 13, 14 y 15 años pueda mantenerse en un lugar donde para los demás no vale nada. La fortaleza mental y espiritual debe ser bien grande y sobretodo el mantenerse enfocado, motivado e inspirado es clave para trabajar en pro a el cometido que desees. Sin duda alguna, el poder contar en tu esquina con alguien que te ayude es muy valioso, pero más allá de eso, poder contar con alguien que esté contigo no nada más en tu esquina, sino en el día a día, es mucho más valioso e importante;

“Yo tuve un tío que fue boxeador y fue muy bueno, era muy técnico y verlo boxear me motivó muchísimo a seguir trabajando y estar empeñado en mejorar y corregir. Pienso que el ver a mi tío y escuchar las historias de él en un ring, fue lo que también hizo que le tomará mucho cariño al boxeo.”

“Mi padre fue otra persona que siempre estuvo ahí conmigo, protegiéndome, ya que él sabía que en este mundo existe demasiada envidia, chismes, gente que dice ser tu amigo y no lo es. Y él siempre estuvo para mi, nunca me falló y siempre tenía una palabra de aliento y consejo para mi.”

El Zarza tiene referentes en el boxeo y dado de que le gusta mucho el boxeo técnico, pero a su vez el ser agresivo y aguerrido, tiene en su lista de boxeadores favoritos unas cuantas leyendas;

“Me gusta mucho el boxeo técnico y a pesar de que no es tan técnico sino más bien guerrero, me gusta mucho Manny Pacquiao, tiene mucha velocidad y un corazón enorme. Floyd Mayweather tiene muy buena defensa, es muy inteligente y calculador.

“Otro que me encanta y tiene las habilidades parecidas a Floyd, es Guillermo Rigondeaux. Pero, no puedo dejar a un lado a la leyenda del boxeo, Muhammad Ali, que para mi, el fue un fuera de serie, simplemente el mejor.”

Pasando ya a un tema más enfocado en lo que es ahora su carrera como profesional, en la que Rivera esta invicto y a medida que va transcurriendo la misma, esta enfrentando oposición de mucho más nivel, el considera que hasta ahora, con 12 peleas profesionales, la última fue la más complicada. Enfrentó a su compatriota Manuel Botti (23-2-1, 18 KO’s) de 33 años de edad y mucha más experiencia que Rivera;

 

“Para mi, la pelea con Botti ha sido la más complicada de mi carrera. Tuve algunas dificultades en el peso para esta pelea. Baje mucho y tuve que reponerme también para subir con fuerza.  Pero no hice un trabajo muy bueno e inteligente con el peso, por lo que en plena pelea sentí que estaba cansado, y a eso se le suma que le lance y pelee con todo y Botti no se cansaba y seguía hacía adelante, lanzando golpes y más golpes. Yo use mi inteligencia y mi boxeo para poder contrarrestar su presión, pero se me complicó por muchos momentos. Sin embargo, no sentí en algún momento golpes contundentes que me hicieran bajar mi nivel de pelea, gracias a mi buena defensa y se pudo corregir para retomar el camino bueno de la pelea y conseguir la victoria.”

“Utilice mucho el brazo derecho y por ello mi mano terminó un poco dañada, pero no es nada grave. Botti parecía más bien mexicano porque le di con todo y él seguía ahí, aguantando, soportando mi ofensiva pero de igual modo el me seguía tirando golpes y presionandome. Definitivamente esta ha sido la pelea más complicada de mi carrera.”

Como en su momento el padre de Rivera le comentó, en el mundo del boxeo hay muchas personas malas, no todos los que dicen ser su amigo y compañeros, en realidad lo son, por lo que el joven de Santo Domingo se ha dado cuenta de esto y en principio le costó un poco saber manejarlo, pero hoy en día está mucho más experimentado y sabe además de moverse en el ring, sabe hacerlo fuera del mismo;


“Yo pienso que Dios nunca me ha abandonado en este mundo. En principio había mucha gente que me ignoraba y que pudiendo ayudarme no lo hacían y ya. Mucha gente envidiosa y de malos sentimientos pienso yo, con mucho odio en el corazón, pero Dios no me ha abandonado y un ejemplo de ello es cuando comencé, el entrenador de aquel club donde mi padre me llevó, no me prestaba atención, por lo que pase mucho trabajo para aprender. Pero mi actual entrenador, siempre me ha acompañado y ayudado dentro y fuera del ring. Por lo que aún cuando todo puede parecer inestable, Dios siempre me ha ayudado a encontrar estabilidad y balance en este mundo.”

“Mi primo Sandy Cabrera Rivera fue otro que me ayudó muchísimo, porque gracias a el, pude tener mis primeras cinco peleas profesionales. El fue quien me promovió en las mismas. Sin su ayuda, no pudiese estar donde estoy actualmente. Otro ejemplo que te puedo dar de que Dios siempre esta para mi es que a los 17 años, me diagnosticaron un quiste en el riñón, y los médicos en aquel entonces me decían que debía dejar el boxeo, ya que aún con intervención quirúrgica, no se me iba a quitar el daño en el riñón y cualquier golpe que reciba allí, sería letal para mi y me iría al piso de una vez.” “Recuerdo haber llorado mucho con esta noticia que me estaban dando, estaba frustrado y muy abrumado. No podía entrenar, no podía hacer nada. Mi mamá al verme en ese estado y más con el quiste me llevaron a otro hospital y la doctora mientras me estaba atendiendo me dijo que Dios le había enviado un mensaje a través de ella, que tuviera fe, que siguiera adelante y que él tenía grandes planes para mi, pero que confiara en él.”

“En menos de un año me llegaron 4 ofertas de promotores acá en República Dominicana, y 3 del exterior, ellos querían trabajar conmigo. Mi quiste milagrosamente desapareció, yo estaba sano y listo para volver a hacer lo que más amaba; BOXEAR.”

“Sandy Cabrera Rivera y mi padre Miguel Rivera fueron, son y serán PIEZAS FUNDAMENTALES en lo que soy en día, dentro y fuera del ring. Sin ellos no pudiera estar viviendo todo esto que vivo hoy en día.”

“Actualmente mi promotor en República Dominicana es César Mercedes, el popular ‘Manguita’, además de su hijo Alex Muñoz, quienes bajo la empresa ‘Manguita Promotions’ la misma que maneja al ex campeón mundial Javier ‘Abejón’ Fortuna, son otras personas a quienes les debo bastante y me han ayudado mucho en mi carrera. Por eso digo que Dios no me ha abandonado nunca y siempre coloca a las personas ideales y correctas en mi camino.”


A pesar de su juventud, Rivera tiene muy claro lo que quiere para su carrera como boxeador profesional, y sabe muy bien todo lo que tiene que hacer para ello;


“Yo soy un muchacho joven, y como todo joven salgo a veces con mi familia y amigos, nos reunimos en una casa, conversamos, lo que nunca he hecho, y es porque se que no es beneficiosos para mi salud y carrera es estar de fiesta en fiesta, en discotecas, amaneciendo en la calle. Nada de eso. Respeto a quienes lo hagan, pero para mi, mi salud y mi carrera no es algo positivo, por lo que lo evito.”

“Hasta ahora mi carrera va excelente, estoy entre los 5 boxeadores dominicanos dentro del país, y eso es algo muy positivo, es algo que me motiva a seguir creciendo, a seguir luchando y mejorando. Para el año que viene espero mejores cosas para mi carrera y una de ellas es poder emigrar hacia los Estados Unidos y poder establecerme por allá para hacer carrera y entrenar mucho mejor.”


Michel “Zarza” Rivera es el perfecto ejemplo de que cuando todos te den la espalda, aún cuando todo parezca que va de mal en peor, si se tiene la clara convicción y el deseo y en especial el enfoque de que quieres conseguir algo, lo puedes hacer.

Desde Frases de Boxeo, le deseamos el mayor de los éxitos a Michel, sabemos que tiene todo el talento para conseguir todo lo que se proponga y mucho más. Y es que hay algo que lo hace ser diferente a los demás boxeadores; ÉTICA DE TRABAJO Y DISCIPLINA!

Related posts

DURAS PALABRAS DEL CANELO QUE QUITAN MÉRITO A GOLOVKIN

¡EL FUTURO DEL BOXEO MEXICANO: JAIME MUNGUÍA!

FLOYD MAYWEATHER: AMO Y SEÑOR DEL BOXEO Y UFC