Julio César Chávez habla sin tapujos

El siempre divertido, carismático y extrovertido, ex campeón mundial y leyenda mexicana Julio César Chávez, habló sin máscaras, sin rodeos, sin tapujos en una entrevista realizada por la cadena televisiva Telemundo, en el segmento Telemundo Boxeo, del programa Telemundo Deportes.

Chávez compartió con los reporteros y audiencia sobre las experiencias que tuvo sobre el ring con Edwin Rosario y Greg Haugen


Cada uno de los rivales de Chávez fue especial o no tanto en cierta manera, pero tres de ellos tuvieron un extra, un ingrediente especial que hicieron que la leyenda mexicana se tomará esos pleitos de manera más seria;

“En toda mi carrera tuve 2 rivales a los que quise arrancarles la cabeza. 1 de ellos fue Edwin Rosario, el “Chapo Rosario” que en paz descanse, quien me insultó, me dijo hasta del mal del cual me iba a morir, insultó y se metió con mi esposa y cosas que no puedo decir en tv, pero yo le dije en su momento ‘Te voy a arrancar la cabeza’.”

“Recuerdo haber subido a la pelea con un coraje y una rabia enorme. Ya se había tornado personal el asunto.” “Cada jab que me pegaba, cada derechazo que me pegaba los sentí durísimo, era como si me pegara con un bate de béisbol en la cabeza. De mis 115 peleas, Rosario fue el que más pegaba de todos ellos”.

“Pero a pesar de ello, gracias a mi juventud, y a que estaba también en mi mejor momento, además, no consumía alcohol ni drogas para aquel entonces, le arranqué la cabeza como se lo prometí. Lo puse KO.”


Greg Haugen sería otro de esos rivales especiales de Julio César Chávez. Haugen se llenaría la boca durante mucho tiempo diciendo que la gran mayoría de los rivales que el mexicano había enfrentado eran simplemente “TAXISTAS” y ya, no tenían nada en especial, cosa que a Chávez no le cayó para nada bien y mucho menos en su orgullo de guerrero.

“A Haugen lo tumbé en el primer round, y con todo respeto puedo decir que no quise noquearlo. Dije ‘lo voy a castigar. Lo voy a estar castigando y castigando’, pero mientras avanzaba la pelea ocurrió algo que no esperaba. Estaba peleando muy molesto, muy furioso y muy apretado (tenso) y me comencé a cansar y eso me preocupó, ya que por el 4to o 5to asalto ya estaba muy cansado. Llegué a mi esquina y se lo comenté a Búfalo y el me dijo ‘Relajate Julio, estás peleando muy tenso’.”

“Y así fue, escuché al Búfalo, le hice caso, salí más relajado al siguiente episodio, y dije ‘ahora si le voy a arrancar la cabeza y ya’, y pues le di la mayor paliza de su vida.”


Sin duda alguna la amplia y exitosa carrera de Julio César Chávez está llena de anécdotas, comentarios, curiosidades y más que podrían tomar horas y horas para poder, no solo escucharlas, sino imaginarlas, vivirlas y sentirlas. Chávez sigue siendo hoy por hoy un ídolo vigente del boxeo mundial, mexicano y del deporte mundial.

¡GRANDE JULIO!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *