ALFREDO MARCANO GANO TÍTULO LIGERO JR. TRAS NOQUEAR A KOVAYASHI

Must read




El cumanés Alfredo Marcano, se convirtió en el primer venezolano que ganaba una pelea por nocaut en Japón para así obtener el cinturón de Campeón Mundial de la categoría Ligero Jr. al destronar en el 10mo asalto al entonces títular Hiroshi Kobayashi. Alfredo tuvo que sortear muchos obstáculos para ganar este combate entre ellos dos escollos muy pesados como fueron la gran calidad del campeón y el calor infernal que reinaba en la ciudad de Aomori al cual había que agregarle la calentura que emanaba de las lámparas que iluminaban el cuadrilátero. La pelea tuvo un desarrollo muy emocionante dado que los estilos y el valor de los boxeadores eran muy similares buena técnica, pegada aceptable y un gran coraje combativo.

ANTECEDENTES

Para el momento del combate el campeón Kobayashi lucía un extenso record de 61 ganadas 9 por nocaut, 8 perdidas y 4 empates en tanto que el venezolano presentaba un registro de 33 victorias 22 de ellas por nocaut, 8 derrotas y 4 empates. Ciertamente en ambos casos estos records no reflejan la gran calidad de cada uno, Kobayashi había unificado la corona Ligero Jr. AMB y CMB noqueando en 10 asaltos a su paisano Yoshiaki Numata el 14 de diciembre de 1967 en Tokio. Efectuó 5 defensas exitosa: al gran estilista panameño Antonio Amaya le ganó 2 veces, al ecuatoriano Jaime Valladares, al argentino Carlos Cañete y tuvo un empate con el filipino Rene Barrientos; además logró un gran triunfo al vencer por decisión al campeón Pluma vigente de la AMB el también nipón Shozo Saijo.

Marcano por su parte de sus 22 nocauts, había conseguido 10 en forma consecutiva y aunque después tuvo altibajos en su carrera era un hombre de reconocida pegada. A finales de los 60 se enfrentó a peleadores importantes como los mexicanos Ricardo Arredondo, y Raúl Cruz, el californiano Ray vega y el panameño Ernesto ‘Ñato’ Marcel; precisamente ante el moreno de Colón, Panamá había sufrido su última derrota el 4 de mayo de 1971 en el Nuevo Circo de Caracas. Probablemente este descalabro animo a la gente de Kobayashi a darle la oportunidad al cumanés ya que pensaron que, al perder con Marcel se veía que no era tan peligroso.




Alfredo Marcano

LA PELEA

En el 1er round, Alfredo dio una memorable exhibición de cómo se emplea un Jab de izquierda; le colocó más de veinte golpes de este tipo al sorprendido campeón. Después supimos que los tres jueces japoneses vieron ese round a favor de Marcano. Pero Kobayashi no subió al ring a dejarse quitar su corona fácilmente; en los rounds siguientes se batió como un león y le demostró al venezolano que todavía era el campeón. En el sexto round Alfredo volvió a superar claramente a Hiroshi y obligó a los jueces nuevamente a otorgarle el round en forma unánime. Pero el calor criminal de la ciudad de Aomori también hacía su efecto.

En los rounds 7mo y 8vo accionaron en forma pareja, quizás con alguna ventaja para el japonés, pero en el 9veno, Kobayashi se lanzó al ataque y puso en dificultades al venezolano; cuando estaba el cumanés contra la cuerda recibiendo castigo, el árbitro Yusako Yoshida le práctico un conteo de protección a Marcano cuestión inusual en el boxeo profesional. Esto pareció darle al venezolano el aire suficiente para ensayar un Upercut que le atizó en el rostro al japonés haciéndole caer en la lona. Como fue en los últimos segundos del asalto la campana vino en auxilio del japonés. Llegaban así al 10mo round muy agotados y en medio de un calorón asfixiante.



Salieron al centro del ring a soltar lo último que les quedaba. Marcano saco la mejor parte en los cambios de golpe; llevó a las cuerdas al japonés y ahí le derribó con duras combinaciones. En el remate Marcano lo volvió a derribar; continuo con el ataque el venezolano mientras que Kobayashi ya no se sostenía en pie se fue rodando por las cuerdas al tiempo que su esquina lanzaba la toalla, gran triunfo del venezolano. Hasta el momento del nocaut, los jueces llevaban así las tarjetas: el réferi Yosako Yoshida 43-40; Ken Morita 43-42 y Takeo Ugo 43-41 todos a favor de Kobayashi. Observen que la pelea iba muy cerrada pese a que todos los jueces eran japoneses y que la puntuación de aquella época en Japón, era 5 a 4 y no 10-9 como ahora.

Así, el cumanés Alfredo Marcano se convirtió en el tercer Campeón Mundial en la historia del boxeo venezolano, luego de Carlos ‘Morocho’ Hernández y Vicente Paul Rondón. Hoy a 50 años de aquel histórico combate recordamos al gran cumanésAlfredo Marcano, ídolo del boxeovenezolano.

Ad

More articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ad

Latest article