¡DAVID DÍAZ: EL ÉXITO DESPUÉS DEL BOXEO!

“Cuando yo estaba más chiquito, salía a la calle con la bandera de México y mis hermanos me decían, tú quítate que esa no es tu bandera, pero ya después cuando éramos más grandes se tenían que cuidar más porque yo era boxeador”.

David Díaz

La frase es de David Díaz, nacido en Chicago de padres mexicanos, Anselmo y Basilisa Díaz, dos inmigrantes llegados a Estados Unidos desde Acatlán del Río, Guerrero.


“Mis otros ocho hermanos nacieron allá y yo soy el único que nací acá en Estados Unidos”, aclaró el ex campeón mundial del peso ligero del CMB.


Pero con el tiempo Díaz, uno de los mejores púgiles que dio Chicago en las últimas décadas, representó de la mejor forma posible a ambas banderas, las cuales siempre llevó en su corazón así como también sus tradiciones y cultura. No conforme, regaló a sus fanáticos victorias muy importantes y siempre fue un boxeador que se entregó por completo en cada una de sus peleas.

Como boxeador olímpico combatió bajo la bandera americana en los juegos de Atlanta ’96 y como profesional se consagró campeón mundial ligero para orgullo de miles de mexicoamericanos que siguieron su carrera en este país.


“Esa la íbamos perdiendo y en mi esquina me dijeron, ‘tienes que tumbarlo’”, comentó sobre aquel dramática final.

David Díaz


Al año siguiente tuvo una de las victorias más memorables de su carrera cuando derrotó por decisión a una leyenda del boxeo mexicano, Erik ‘El Terrible’ Morales, en un recordado combate en el Allstate Arena de Rosemont, Illinois, y en 2008 enfrentó a otro grande, el filipino Manny Pacquiao, con quien cayó por nocaut técnico en nueve asaltos en Las Vegas.

Manny Pacquiao (R) of the Philippines stalks a bloodied David Diaz (L) of the US during their WBC Lightweight Championship fight at the Mandalay Bay Events Center on June 28, 2008 in Las Vegas, Nevada. Pacquiao floored Diaz at 2:24 of the ninth round to end the fight, giving the southpaw his fourth crown in as many weight divisions. Pacquiao (47-3-2, 35 KOs) used his quickness and superior boxing skills to dominate the bigger Diaz who suffered just the second loss of his career. AFP PHOTO / Chris COZZONE (Photo credit should read Chris Cozzone/AFP/Getty Images)

Ya en 2011 intentó sin éxito conquistar el cetro ligero de la NABF en el Horseshoe Casino de Hammond, Indiana, ante Henry Lundy. Como siempre, aún en la derrota, en aquella última noche como profesional Díaz recibió a este cronista con la sonrisa de siempre en un vestidor casi vacío donde solo lo acompañaba su esposa Tanya. Su carrera profesional terminó con un récord de 36-4-1 y 17 nocauts. Y allí empezó una vida que lo vio involucrado en decenas de actos comunitarios.

David Díaz vs Henry Lundy

Para el año 2013 su vida dio un cambio de 360 grados y se convirtió en Gran Marshall (Gran Mariscal) del desfile de la independencia mexicana en Pilsen. Un año antes había presentado su apoyo a su amigo y ex boxeador Bill Evans como candidato a alguacil del condado de Cook. También estuvo apoyando unos años atrás los esfuerzos del ex policía Juan Curiel, presidente de la organización HACP Boxing, para proveer asistencia médica a ex boxeadores. Y este año estuvo en la escuela John Spry de La Villita, donde dio un discurso a los alumnos que se graduaron en octavo grado.

Desde hace 4 años entrena a jóvenes promesas del boxeo, lo que demuestra que su pasión por el deporte sigue intacta y ahora transmite todos sus conocimientos dentro y fuera del boxeo a los más pequeños que desean emularlo o superarlo.

David Díaz en su faceta como entrenador de jóvenes boxeadores


“Son unos 25 niños que entrenan en el gimnasio y unos seis de ellos están peleando, es que una cosa es entrenar y otra es ir a pelear”, explicó el ex campeón.

David Díaz en el Wrigley Field de Chicago


Su vida después del boxeo también lo ha llevado al negocio de los inmobiliarios y la venta de propiedades, donde próximamente espera inaugurar una oficina de Main Event Real Estate Group al norte de Chicago junto a su esposa.

David Díaz y su esposa

Del boxeo le quedan los mejores recuerdos.


“Definitivamente uno de ellos es cuando gané la chance de ser olímpico para Estados Unidos, cuando ganamos el campeonato mundial a Santa Cruz y cuando ganamos a Erik Morales”, indicó Díaz. “Es algo que no sabría cómo explicar, que un niño de Humboldt Park pudiera ser campeón mundial”.

David Díaz conectando potente zurdazo ante Erik ‘El Terrible’ Morales

Y cuando se le dice que es un orgullo latino en Chicago, el rostro se le ilumina con la misma carcajada contagiosa de siempre. “Es un orgullo que piensen eso de mí por todos los años que estamos peleando y uno se da cuenta que el sacrificio y los golpes no han sido en vano, valieron la pena”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *