EL DÍA QUE EL ‘MACHO’ PUDO MÁS QUE LA ‘BAZOOKA’

Todo aniversario es importante; variando entre cada gusto de celebración es necesario recordar una fecha que es historia en el mundo del boxeo. El encuentro entre Héctor “Macho” Camacho y Rafael “Bazooka” Limón, hoy cumple 35 años de haberse dado. El 07 de agosto de 1983 estos dos púgiles disputaron la corona vacante súper pluma del Consejo Mundial de Boxeo en el Estadio Hiram Bithorn de San Juan, Puerto Rico.

En una esquina el puertorriqueño, Héctor Camacho quién por primera vez disputaba un título y tuvo un récord invicto de 21-0, y en el otro extremo el mexicano, dos veces campeón súper pluma del CMB, Rafael Limón que tenía un récord de 50 (35 ganadas, 13 perdidas y 2 por decisión).

Desde que sonó el primer campanazo fue Héctor quién mostró la determinación por liderar la pelea. Sin darle oportunidad al mexicano de defensa, lo agredió desde el comienzo. Y aunque muchos creían que “Bazooka” actuaría como siempre, permitiendo ser derrotado en los primeros asaltos para luego reponerse a medida que avanzara el combate no fue así. Camacho estuvo anotando principalmente con su derecha; mientras que Limón enviaba largos, lentos y alternados golpes zurdos y diestros.

El puertorriqueño mostró una gran velocidad y movilidad con muy buenos reflejos que le permitían responder antes de ser atacado, se concentró en que cada golpe fuese preciso. Durante los primeros rounds fue limón quién varias veces flaqueó al mantenerse firme con cada golpe que recibía, sin embargo no dejaba de darle frente a su agresor y continuaba intentando defenderse.

En el cuarto asalto, Camacho atrapó a Limón con un gran gancho izquierdo y le propinó una serie de golpes a toda velocidad, arrinconándolo contra las cuerdas del cuadrilátero. Así continuó el combate y cuando inició el quinto round ya la pelea estaba decidida; Camacho le dio 2 golpes a Limón quién inmediatamente fue impulsado al centro del cuadrilátero.

A pesar del impacto que sufrió “Bazooka”, se levantó para continuar pero nuevamente fue atacado por su oponente, y la misma acción se repitió pero el desenlace fue igual; el mexicano vuelve a ser golpeado por Camacho y es cuando el árbitro Richard Steele detiene la pelea.

Héctor Camacho quedó victorioso a través de un nocaut técnico. Por este combate el ganador recibió $150.000 y Limón obtuvo $50.000. Sin embargo, Limón no era un oponente completamente indigno. Se había involucrado en seis peleas de título mundial, ganando tres de esos combates de campeonato y sintió que esto le beneficiaría a él contra Camacho.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *