FDB plus

Félix Díaz: “El Sueño de mi Vida y me coronaré cuando derrote a Terence Crawford”

El campeón Olímpico dominicano Félix “El Oro” Díaz disputará el 20 de mayo las correas de peso welter junior en poder del norteamericano Terence Crawford, pelea que se realizará en “Prudential Center”,  Newark, New Jersey.

Texto y fotos: Orlando Ramos/fdbplus.com

SANTO DOMINGO, República Dominicana.– ¡Jajajaja! La risa en armonía contagiosa es de los atletas de boxeo que se ejercitaban en la sala de entrenamientos del pabellón de combate en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte.

“¡Vamos holgazanes, no se cansen, vamos, trabajen para que sea fuertes y triunfadores, vamos holgazanes!”, es la voz exigente de la niña Mía, que con solo siete años hacía las veces de entrenadora de su papá que acataba las exigentes órdenes de su hija que se lo tomaba muy en serio.

El atleta, hostigado por la rígida e infantil “entrenadora”, es Félix -El Oro- Díaz, quien realizaba sus entrenamientos aquí en República Dominicana, pues parte este martes 28 de marzo hacia Las Vegas Nevada de los Estados Unidos, allí inicia su campo de entrenamiento.

La Razón es simple: la oportunidad de ensueño le llegó cuando el 20 de mayo se enfrente por los títulos mundiales del peso welter junior que ostenta del norteamericano Terence Crawford.

“El Sueño de mi Vida”, dice por todos los lados el héroe olímpico dominicano de los Juegos de Beijing 2008, al llegarle el chance de disputar un título mundial, que en esta ocasión serán dos las fajas de la Organización y el Consejo Mundial de Boxeo (OMB y CMB) que posee el norteamericano.

La cita histórica  de corte mundialista será en “Prudential Center”, en Newark, New Jersey, y para ese importante compromiso el peleador zurdo dominicano no desperdicia ningún detalle.

“Yo soy Félix Díaz, el Hijo de La Barquita, que desde que alcancé esterilidad en el aficionado, siempre he sido subestimado y aunque ganaba, también sentía que no me veían con importancia”, expresó Díaz en un aparte durante sus rutinas de ejercicios en la sala de entrenamientos de boxeo.

Recuerda que cuando fue a Beijing, “nadie creía que subiría al pódium en los 63.5 kilogramos ya que mis rivales eran campeones regionales, de grandes eventos, de sus países y continentales”.

Añadió que en los Juegos de Beijing 2008 estuvo tranquilo y seguro de sí y sus puños, la razón –explicó- “en mi grupo no habían cubanos que eran mis verdugos, pues nunca he entendido porque no les puedo ganar aunque siempre me pongo para ellos y, por eso se produjo lo que esperaba, me convertí en un campeón que llegó con bríos a la ronda final a tras su oro olímpico”.

Félix Díaz desde antes de recibir la confirmación de que la empresa que lo representa firmó la pelea, entrenaba en el Club Billy Thompson en el sector La Fuente y en la playa de Güibia, del Malecón de Santo Domingo.

El “Hijo de la Barquita”, fue asistido por Luis Guzmán y Narciso Rodríguez, quienes todos los días desde la 6:30 de la mañana comenzaban sus rutinas y a las 11:00 de la mañana seguía en la sala de entrenamientos de boxeo o en el Billy Thompson.

“Yo quiero que mi papá gane la pelea, porque así vamos a poder pagar y pa´que me compre muchas cosas”, fueron las inocentes palabras de Mía, la hija más pequeña de Félix Díaz, quien además tiene dos más, Jennifer de 10 años y Adonis de 13 años. El boxeador está casado con la abogada Mélody Uribe de 33 años.

“Esta oportunidad que me llegó no la perderé y encima de ring dejaré todo, pues es por mi familia y mi país que pelearé y me coronaré”, sentenció.

Concluida su preparación en Dominicana, estará en Las Vegas Nevadas donde lo espera el experimentado preparador físico Alex Ariza y después de agotar las jornadas seguirá hacia Indio California, se le unirá su entrenador Joel Díaz, para dar inicio así al plan de combate para el compromiso.

¿Cómo  se produce el pacto mundialista?:

La pelea fue gestionada por su promotor Ruddy Veras y mi manager José Núñez ambos estaban buscando la pelea con el norteamericano Terence Crawford y la consiguieron, “yo me siento muy contento por la gestión realizada y así pelear por mi familia y darle un nuevo título mundial a mi país”.

Informó que la pelea es oficial, que fue firmada por la compañía de Lou Dibella, que lo representa, con la gente de Bob Arum.

Agregó que, “Crawford es un tremendo boxeador, ambidiestro, pero estoy seguro que tengo lo necesario para ganarle, en especial hambre de triunfo”.

Insistió que toda la vida ha sido un boxeador subestimado, pero he demostrado que la capacidad que tengo y venciendo así a los incrédulos. “Recuerdo que cuando me enfrenté a rey welter AMB, Lamont Peterson, todos apostaban a que él me noquearía y todos vieron cómo terminó el choque de forma controversial”.

Añadió que desde sus debut siempre ha enfrentado a peleadores de buena capacidad y esta experiencia acumulada le permite enfrentar a cualquiera y vencer. “Este es mi oficio –acotó-, es el deporte que amo y lo mejor es que siempre logró vencer a los que no creen en mi”.

Su hoja de vida:

En la actualidad el “Hijo de la Barquita” y Oro Olímpico posee un récord 19-1, 9 KOs, en el campo aficiona realizó 340 pelea de las cuales perdió  20 de ellas.

Sin rubor refiere que los cubanos son los boxeadores que nunca ha podido vencer y llegó un momento que hasta se llegó a sentirse abrumado cuando le tocaba enfrentar a los peleadores de la nación de José Martí y Máximo Gómez.

Su adversario Crawford (30-0, 21 KOs)  es uno de los boxeadores más completos, que boxea a ambas manos y posee los superligero OMB-CMB es manejado por Cameron Dunkin junto a la promotora Top Rank.

© Copyright by frasesdeboxeo.com

Related posts

Merecido reconocimiento para Hakamada

DANIELITO ZORRILLA DE ESTELAR EN DIRECTV BOXING NIGHTS

Miembros del ‘Superfly’ superan la bascula sin problemas