FDB plus

Historia del MMA femenino (parte 1)

La mujer en MMA:

Al contrario de otros deportes de combate, como el boxeo, dónde la entrada de la mujer a la alta competencia fue bastante resistida, en MMA se la aceptó casi inmediatamente. Quizás por su tradición de mujeres marciales, que tomaban las armas para cuidar la casa mientras los hombres iban a la guerra, uno de los primeros productores de artistas marciales mixtas femeninas fue Japón. Y los primeros antecedentes de combates mixtos son parecidos a los del MMA masculino: la mezcla de pro wrestling (lucha tipo catch) con kick boxing engendra lo que se conoció como shoot fighting: un proto-MMA, con golpes, patadas y lances pero sin tanto trabajo de grapling. Siempre tengamos en cuenta que estamos hablando de la era anterior al jiujitsu.

A fines de los años cincuenta surgió la primera asociación de pro-wrestling femenino de Japón: All Japan Women’s Pro-Wrestling Association, que organizó enfrentamientos con este reglamento. La franquicia Ladies Legend Pro Wrestling (LLPW) hizo el primer evento de Shoot Fighting del que se tiene registro, donde destacó Svetlana Goundarenko, una judoka olímpica rusa de 150kg, que podría considerarse la primera peleadora mixta del mundo. Nacida en Cheliábinsk, ex URSS el  23 de junio de 1969, esta deportista compitió para la URSS en judo ganando una medalla de bronce en el Campeonato Mundial de 1993 y seis medallas en el Campeonato Europeo de Judo entre los años 1991 y 1996. En 1995 debutó en MMA venciendo en ese año a la inglesa Michelle Aboro, las japonesas Yumiko Hotta y Shinobu Kandori, todas por sumisión en el primer round. A su retiro, el 3 de mayo de 2001, había alcanzado un record de 6 victorias y 2 derrotas.

Yoko Takahashi
Yoko Takahashi

Sin embargo, no fue hasta que se integró el arte del combate en suelo (jiujitsu) que las peleas fueron dinámicamente similares al estilo moderno. El primer encuentro registrado en Sherdog (la principal base de datos del MMA mundial) data de 1996 y es el debut de Yoko Takahashi, otra de las madres del deporte, quien llegó a tener un record de 15-12-2. Takahashi debutó en MMA el 14 de julio de 1996 en el U Top Tournament, celebrado en el Korakuen Hall de Tokio, Japón. La pelea estaba pactada a un solo round con tiempo ilimitado, y concluyó con el triunfo de la japonesa sobre Kirstie Bragard, a los 10 minutos y 14 segundos, con una patada en la cara que causó la rendición. Takahashi siguió pelando en Japón y ocasionalmente en los Países Bajos (meca del kick boxing europeo) hasta junio de 2006, alcanzando un record de 15-9-2, antes de hacer su debut en los Estados Unidos, donde peleó hasta su retiro en abril de 2010 (luego de ser derrotada nada menos que por Cristiane Cyborg Justino y posteriormente por Shana Olsen).

Pero la historia del MMA no es sólo la de los atletas, es también la de las empresas que lo promueven. Y un hito en esta historia se remonta al año 2000 con el surgimiento de la Neo Women’s Pro Wrestling, también oriunda de Japón, que destacó por ofrecer un premio de $100,000 a la ganadora, una cantidad de dinero que hasta el momento nunca se había pagado a una mujer. Allí peleó una de las únicas pioneras que sigue activa en la actualidad (y una de mis favoritas): Marlose Coennen.

Marloes Coenen
Marloes Coenen

Sin embargo, el reglamento todavía no era igual al actual, ya que no valían los golpes a la cabeza en el piso y solo había 20 segundos para buscar la sumisión, lo que favorece claramente a wrestlers y strikers por sobre grapplers. Muy similar a este fue el reglamento de la famosa SmackGirl, que funcionó desde mayo de 2001 hasta octubre de 2008, y recién en 2007 permitió el ground and pound (golpes en el suelo). De esta franquicia salieron algunas de las mayores representantes del MMA femenino de la época (Megumi Yabushita, Hitomi Akano, etc) y también uno de sus principales promotores, Koichiro Kimura, un pro-wrestler y artista marcial mixto que llegó a enfrentarse con Rickson Gracie, pero destacó más por su rol de promotor de peleas femeninas. Kimura se separaría de la empresa pero seguiría promoviendo el MMA femenino de manera individual, logrando introducir a las mujeres en algunas de las franquicias más importantes de Japón y del mundo, como Shooto, dónde brilló la aún vigente Megumi Fuji.

image_crop
Satoko Shinashi

Otra franquicia importante fue Deep (seguimos en Japón), donde lució una de mis favoritas de todos los tiempos, Satoko Shinashi, judoka especialista en llave de brazo que coleccionó codos luxados a diestra y siniestra mucho antes del auge de Ronda Rousey. Comenzó su carrera profesional de MMA a finales de 2001 y pasó a convertirse en una de las principales estrellas de MMA femenino en Japón. Invicta en sus primeras 23 peleas, Shinashi venció a cuanta rival le pusieron enfrente hasta que se cruzó con la estrella del kickboxing japonés Hisae Watanabe (un clásico duelo de estilos, pegadora contra agarradora, que podría compararse con la actual rivalidad Rousey-Cyborg). Estas dos reinas de los pesos pequeños se enfrentaron en dos oportunidades: la primera vez, en el SmackGirl Japon Cup de 2002, Shinashi sometió a Watanabe con una llave de pierna que la hizo salir rengueando y ser hospitalizada inmediatamente; pero en la segunda, fue la pierna de la striker la que alcanzó la cabeza de la grappler con un hi kick venenoso. Fue la primera y única vez que Shinashi cayera noqueada. Esa revancha por el campeonato de peso ligero de las Mujeres 48kg de Deep, el 4 de agosto de 2006, fue considerada el momento como la pelea más importante de la mujer en la historia de MMA japonés. Después de la  derrota de Watanabe, Shinashi bajó a la división de 45 kilogramos (99 libras) y se convirtió en la primera campeona del peso mosca de Deep, al ganar un torneo de una sola noche en el Impact 34. En 2008, luego de dos peleas más, entre las cuales se contabilizó su segunda derrota, se retiró para dedicarse  a su familia. Pero lo que la hace tan grande y la diferencia de muchas de su tiempo es que en 2014 regresó al ruedo con otra tremenda racha de victorias, contando la última el 25 de julio del corriente año, en el Road FC 24 de Tokyo. Al día de hoy, esta mujer de 38 años, 1,47 m de estatura y 42 kg de peso, ostenta un record de 33 victorias, dos derrotas y dos empates, discriminando entre sus triunfos 25 sumisiones, de las cuales 21 fueron llave de brazo. A todos los fanáticos del MMA y grappling femenino les recomiendo investigarla, ya que sus peleas no tienen desperdicio.

DEEP_LOGOSin duda Deep fue una de las mayores franquicias de MMA de Japón, y la principal en cuanto a la rama femenina. Al día de hoy, lleva realizados 257 eventos y aproximadamente 2792 combates, incluyendo ambos géneros. Pero SmackGirl tuvo una diferencia fundamental: la de presentar únicamente peleas femeninas, una bandera que ninguna empresa volvió a levantar hasta la fundación de Invicta. SmackGirl ( fundada por el ya mencionado Koichiro Kimura y presidida por Motoki Shino) tuvo cuatro categorías de peso: menos de 48, menos de 52, menos de 58 y libre (tengamos en cuenta que la mujer nipona suele ser mucho más menuda que la occidental) y llegó a realizar 66 eventos antes de quebrar por problemas financieros, a partir de la ruptura con sus principales sponsors y arreglos de televisación. Los “restos” de SmackGirl se reorganizaron en dos franquicias nuevas: Jowels y Valkyrie, pero esta bifurcación prácticamente hundió el deporte. Las de por sí pocas mujeres de alto nivel profesional que había en la época se dividieron entre ambas empresas y, al firmar exclusividad, no podían medirse entre sí, lo que redundó en una fuerte baja del nivel deportivo y la imposibilidad de realizar las revanchas más esperadas. El 9 de junio de 2012, Jowels anunció un acuerdo con Invicta para intercambiar peleadoras entre Japón y USA, y el 25 de mayo de 2012 anunció el cese de actividad independiente, al firmar un acuerdo con Deep, que la transformaría en una rama de la empresa: Deep Jowels.

Hasta aquí la historia del MMA femenino en Japón, donde comenzó. En la próxima entrega trataremos la segunda parte de la historia, con el auge en los Estados Unidos.

Por: Paloma Fabrykant
Twitter: @PalomaFabrykant

© Copyright by frasesdeboxeo.com

Related posts

ALBERTO ‘EXPLOSIVO’ MACHADO Y ANDREW CANCIO LISTOS PARA EL SÁBADO

El enigmático Al Haymon

Los abandonos mas famosos en la historia del boxeo