FDB plus

Las 10 mejores mandíbulas en la Historia del Boxeo.

Por: Rauly Mendez Acosta
Twitter: @RaulyMendez
Facebook: Rauly Mendez

 
 

“Cuándo se habla de gallardía y más aún de resistencia el nombre de Barney Ross debe ser mencionado, fácilmente se puede considerar como uno de las diez mejores mandíbulas de la historia, a pesar de haber enfrentado fieros pegadores nunca perdió por KO/TKO/RT/DQ… Es más, nunca visitó la lona; su tolerancia inhumana al castigo combinado con una defensa eficiente, un jab educado, estamina, ataque constante y régimen de entrenamiento hicieron de Ross lo que fue…”

Jorge Benitez

Barney Ross


No se trata de mandíbulas tipo Drácula o del famoso tiburón de Steven Spielberg. El boxeo es un deporte pero también un arte; es un arte donde quienes gozan del privilegio de una depurada técnica defensiva, no necesitan depender exclusivamente de una quijada a pruebas de golpes, pero hay quienes gustan de intercambio franco o no disponen de una excelente defensa y es ahí donde la capacidad de asimilación es imprescindible, pues la quijada resistente es también una defensa, para determinados tipos de boxeadores.

Basándome en mi humilde criterio personal de peleas hechas sin haber sido noqueado, calidad de contrincantes o pegadores de poder que enfrentó ese boxeador, clasificamos un listado de los boxeadores con mejor capacidad de asimilación de golpes, con las mejores mandíbulas que ha conocido el boxeo. Obviamente acá resalto a los boxeadores que no fueron noqueados mientras recibían golpes, no a boxeadores que no fueron noqueados en base a mantenerse huyendo y clincheando toda la pelea, pues así no se pone a prueba una mandíbula.


Las 10 Mejores Mandibulas en la Historia del Boxeo



1.- George Chuvalo:

Este canadiense tuvo una carrera de 93 peleas, donde jamás fue noqueado fulminantemente ni mucho menos derribado. Se fue a la distancia dos veces contra Muhammad Ali, soportándole muy bien sus mejores golpes, y las dos peleas que perdió por TKO fue una ante Joe Frazier la cual fue detenida debido a una fractura de un hueso facial y la otra ante George Foreman, pela que detuvieron y donde Chuvalo se mantuvo se pies.

2.- Jake LaMotta:

En 1951, se recuerda que en la pelea que “The Raging Bull” perdió ante por TKO en 13 asaltos ante Ray Robinson, donde dio muestras de haber asimilado un gran castigo, perdió ya muy fuera de sus peaks por DT ante Danny Nardico, siendo derribado por este en el séptimo asalto. Fuera de ahí, LaMotta mostró en sus restantes 104 combates cualidades propias de un tanque blindado mostrando además de su espíritu guerrero una capacidad de absorción de castiga fuera de serie, Williams, Marcel y el mismo Robinson probaron su gran encaje.

3.- Marvin Hagler:

El dominante campeón de los Pesos Medianos de los años 80s apodado “Marvelous en sus 67 combates nunca dio muestras de flaqueza o debilidad, ni siquiera lo tambalearon los golpes de sus oponentes. Solo se le reconoce una caída oficial y fue en su combate contra el puncher argentino Juan Domingo Roldán, a quien luego de levantarse derroto por TKO; esta caída que para muchos fue un golpe mezclado con un resbalón al momento de encontrarse Hagler fuera de balance. Hagler asimiló los mejores golpes de poderoso pegadores como Bennie Briscoe, Vito Antuofermo, Roberto “Manos de Piedra” Durán, Tommy “La Cobra” Hearns, y John “La Bestia” Mugabi sin acusar la más mínimo muestra de estar lastimado, y a todos los derrotó.


4.- Harry Greb:

Solo Joe Chip y Kid Graves derrotaron antes del límite a the “Human Windmill”, cuando éste aún era un púgil de escasa experiencia. La carrera de Greb se extendió por 13 años, donde hizo más de 240 combates peleando una buena parte de esa carrera ciego de un ojo. Si Greb era una máquina de lanzar golpes, también era un crack en el sentido de jamás conoció la derrota antes del límite y demostró tener una excelente asimilación en la etapa madura de su carrera peleando ante los mejores Pesos Medianos, Semipesados y Pesados de su era, incluyendo a Gene Tunney y Tommy Loughran.

5.- Kid Gavilán:

El “Halcón Cubano” jamás fue derrotado por KO en su carrera de más de 140 combates. Enfrentó a los mejores welters de su época, incluyendo a leyendas como Ray Robinson, y grandes contendores del momento como Gil Turner, Rafael Merentino y Johnny Bratton. Una anécdota nos cuenta que en una entrevista, le enseñaron a Robinson una fotografía donde él le estaba conectando un golpe a Gavilán y le preguntaron si no se sintió sorprendido de no haberlo noqueado a los que Robinson respondió: “Sorprendido me hubiera sentido si lo hubiese derribado.”

Gavilan fue derribado solo tres veces en su carrera: una de ellas fue un poderoso gancho que le conecto Carmen Basilio, en 1953, que según la prensa del momento hubiera malogrado a cualquier otro welter, fue derribado en 1944 por Julio César Jiménez y en 1948 por el gran Ike Williams; en todas y cada una de estas peleas, el cubano se levantó, se repuso a esas caídas y venció convincentemente a los tres oponentes que le derribaron.

6.- Carlos Monzón:

“El Gaucho de Hierro” no conoció la derrota en sus últimas 70 y tantas peleas, además de que jamás fue noqueado en su carrera de 100 peleas. Solo le vio lastimado en la famosa pelea donde usa el clinch como defensa y mira el reloj en un combate contra el contra golpeador Bennie Briscoe, y en su última pelea cuando fue derribado por Rodrigo Valdez, a quien venció por DU luego de incorporarse para luego anunciar su retiro siendo aún campeón del mundo indiscutido de las 160 libras.


7.- Julio César Chávez:

“El León de Culiacán” “El gran campeón mexicano” tuvo una mandíbula granítica y una capacidad sobrehumana de asimilar golpes: prácticamente era imposible provocarle alguna cortadura o hematoma en su rostro en sus mejores tiempos. Asimiló el castigo de un pegador de primera línea como fue Edwin “Chapo” Rosario, a quien derrotó por convincentemente por TKO y la primera vez que cayó a la lona no fue hasta su combate 90 ante Frankie Randall.

8.- Muhammad Alí:

AliNeil4




“The Greatest” ha sido el más elegante de todos los boxeadores y fue dueño de una exquisita técnica defensiva que consistía en esquivar basándose en sus prodigioso desplazamientos laterales, además del cabeceo y bending; Ali no tenía necesidad de irse al intercambio frontal contra nadie, pero a veces parte de su estrategia era irse al “palo a palo”, también obviamente recibió severos bombazos.

En su carrera de 61 combates, solo fue derribado por Henry Cooper en el primer combate que sostuvieron en el cual Ali se impuso, fue derribado en el noveno asalto por Chuck Wepner en pelea donde también Ali se impuso, Oscar “Ringo” Bonavena casi le derriba con un gancho volado de izquierda al mentón; en el noveno asalto Ali tocó con la rodilla izquierda y ambas manos en la lona, más confusamente a esa caída el referee Marcos Conn no se le hizo el conteo reglamentario y por esa razón no se le cuenta como caída oficial. La primera derrota de Ali fue a manos de Joe Frazier en 1971 cuando intentaba recuperar su corona mundial. Frazier selló su victoria con un poderoso gancho izquierdo volado al mentón de Ali que lo llevó a la lona en el asalto decimoquinto. Sin embargo, hay que resaltar que la grandeza de Ali se demostró cuando en su segunda derrota, esta vez por decisión dividida a manos de Ken Norton, le fracturaron la mandíbula y aun así se mantuvo batallando durante 12 asaltos en un pleito donde estaba en juego el título Pesado de la NAFB. Ali también resistió la poderosa pegada y derrotó a sluggers como George Foreman, a Joe Frazier en la revancha y el desempate, a Earnie Shavers y Ron Lyle.

9.- Salvador Sánchez:

El mítico “Mr. Pulmones” dependió mucho de su extraordinaria capacidad cardiovascular que le permitía recuperarse rápidamente entre cada asalto y no mostrar el más mínimo cansancio durante 15 asaltos de intercambiar golpes. Sin embargo, la mandíbula de Sánchez demostró ser a toda prueba cuando enfrentó a pegadores de gran calibre Danny “Coloradito” López, a oponentes de ametrallado estilo como Azumah Nelson o al clásico “boxeador de choque” como Wilfredo “Bazooka” Gómez. A todos les asimiló sus mejores golpes y los derrotó; además de que en corta pero fructífera carrera jamás perdió por KO, visitando la lona solamente en una ocasión y fue ante Juan Escobar en el noveno asalto, en pleito que se determinó empate por decisión mayoritaria.


10.- Ray Robinson:

El mítico “Azuquita de Harlem” tuvo en su gloriosa carrera unas 200 peleas donde la única vez que perdió por TKO fue cuando abandonó el combate ante Joey Maxim, momento en que padeció de lipotimia por las altas temperaturas y cayó desmayado despertando mucho después en un hospital. Era un técnico-estilista que también podía cuando así lo deseaba comportarse como un pegador-fajador y se iba al intercambio, asimilando golpes de pegadores como Gene Fullmer, Jake LaMotta, Carmen Basilio, Joey Giardiello, Rocky Castellani, Bobo Olson, Kid Gavilán, etc.

11.- Rocky Marciano:

“The Brockton Blockbuster” solo fue derribado en dos ocasiones en una carrera oficialmente invicta de 49 peleas donde asimiló los mejores golpes de renombrados oponentes como: Joe Louis, Joe Walcott, Archie Moore y Ezzard Charles.

12.- Shane Mosley:

El más reciente de los “Sugar” fue invencible en sus primeros 9 años de carrera. Al igual que Robinson, Mosley era un estilista-técnico que en su etapa como Peso Ligero tenía una gran pegada y tenía la capacidad de fajarse e irse de “tú a tú” tomando en cuenta sus rápidas manos y precisas combinaciones. Fue en esos momentos y ya en categorías superiores que Mosley intercambió golpes con rivales de reconocida capacidad noqueadora como Raúl Márquez, Miguel Cotto, Oscar De la Hoya, Manny Pacquiao, Antonio Margarito, Luis Collazo, o Ricardo Mayorga. Solo una vez fue Mosley derrotado por TKO y se trató del combate que sostuvo contra Anthony Mundine; un TKO por abandono cuando Mosley no quiso seguir peleando en el 7mo. Asalto.


13.- Tommy Farr:

“Tonypandy Terror” realizó 137 peleas en su carrera, ya fuera de sus peaks perdió por KO a manos de Don Cockell y Frank Bell, y a inicios de carrera aun siendo inexperto perdió en tres ocasiones antes del límite, pero en su mejor momento se fue la distancia en su peleas muy competitivas contra pegadores del calibre de Joe Louis, Max Baer y Jimmy Braddock, lo cual fue un verdadero acontecimiento en su época.

14.- Micky Ward:

“Irish” no logró ser campeón del mundo, pero su paso por las 140 libras debe ser recordado por lo incómodo, indigesto, y respondón que resultó ser para sus rivales. Ward peleaba como kamikaze: siempre hacia al frente y parecía que ni sentía los golpes de sus rivales. Enfrentó a muchos de los mejores de su división desde mediados de los años 90s y se inmortalizó por su legendaria trilogía contra el también valeroso espartano Arturo Gatti. Ward solo perdió una pelea antes del límite y fue cuando debido a una cortadura superciliar le detuvieron en el tercer asalto la pelea donde disputaba el título mundial Superligero de la FIB ante Vince Phillip.

15.- Juan Laporte:

El siempre consistente Juan Laporte, solo en una oportunidad no llegó a concluir una pelea y fue la que perdió en 10 asaltos en pelea pactada a 12 ante Zack Padilla. Antes y después de eso, el nativo de Guayma, siempre resultó ser un rival digno y competitivo, haciéndole buena oposición a rivales de probada calidad y renombre, (y a otros que aún no muy conocidos eran en ese momento los figuraban entre los mejores retadores) tal como Salvador Sánchez, Wilfredo Gómez, Mario Miranda, Johnny De la Rosa, John Molina, Eusebio Pedroza, Julio César Chávez, Kostya Tszyu, Barry MacGuigan Y Billy Costello.


16.- Gene Fullmer:

El “Ciclón”, apodado también como “Mauling Mormon”, era uno de los mejores ejemplos del boxeador de estilo “toma y dame”; fue ciertamente la némesis de Ray Robinson por su estilo complicado. Fue Robinson el único quien noqueo a Fullmer en su mejor momento, cuando en la revancha le golpeo con un gancho izquierdo volado al mentón que puso fin a la pelea en que 5t. asalto. Posteriormente Fullmer enfrentó varias veces no solo a Robinson, sino también a otros capacitados púgiles como Gil Turner, Ralph Tiger Jones, Rocky Castellani y Joey Giardello, perdiendo por KO por segunda vez en su carrera ya al final de sus días útiles como atleta cuando el africano Dick Tiger, le derrotó en el cierre de la trilogía al momento que el manejador de Fullmer pidió que detuviera el combate en el 7mo. asalto.

17.- Jimmy Goodrich:

Fue campeón mundial Ligero en la década de los años 20s del Siglo XX. Oficialmente es quien ostenta el récord de más peleas realizadas sin nunca haber perdido por la vía del cloroformo. En 196 peleas profesionales, jamás perdió por KO.

18.- Carmen Basilio:

“The Upstate Onion Farmer” encajó bien los golpes de Ike Williams, Tony DeMarco, Ray Robinson, Lew Jnkins, Billy Graham, Don Jordan y Kid Gavilán en sendas e intensas batallas que contra ellos protagonizó. En la carrera de Basilio de 79 peleas, solo Gene Fullmer le derrotó dos veces por TKO, estando ya Basilio al final de su carrera y la segunda vez fue una pelea detenida a causa de las cortaduras que presentaba en su rostro.

19.- Jorge Castro:

La “Locomotora” fue un boxeador singular, que se caracterizó por sus enormes agallas y espíritu combativo, que compensaban su desapego a los entrenamientos. Castro no solo era un sólido pegador sino un gran asimilador de castigo: peleando en las 154 libras rompió la racha de 17 KOs consecutivos que tenía el futuro campeón Mediano Roy Jones, Jr., quien ya daba muestras de su gran talento, siendo ante Jones un digno rival. En las 160 libras, en un combate donde había sido ampliamente superado por John David Jackson y estaba literalmente ciego por los hematomas en sus ojos, sacó un golpe apodado “La Mano de Dios” que pudo noquear a su oponente de manera espectacular. Su mandíbula granítica y gran capacidad de asimilación fueron probados en esta pelea y vale resaltar que en 144 peleas, solo en dos oportunidades no llegó hasta el final: una de esas peleas fue al final de su carrera ante el colombiano José Luis Herrera y otra ante el cubano Juan Carlos Gómez, quien lo derrota en 10 asaltos en pelea pactada a 12.


El argentino de 5`9″ peleó en 154, 160, 168, 175 y 190 libras, cediendo muchas veces ventajas de peso a sus oponentes y midiéndose ante grandes exponentes del pugilismo mundial como Terry Norris, Juan Carlos Gimenes Ferreyra, Roberto Durán, Reggie johnson, Bruno Godoy, Miguel Ángel Arroyo, Lorenzo Luis García, Vasily Jirov, Derrick Harmon, entre otros. Un detalle que no puedo dejar de comentar es que Jorge “Roña” Castro tenía un promedio de seis peleas por año, en una carrera que desarrolló en las décadas de los 80s y 70s, muy similar a la frecuencia con que se peleaba en la época de Joe Gans a inicios del Siglo XX; además de que Castro sufrió un accidente automovilístico a finales de los 90s que casi le cuesta la vida al estrellarse su Renault, lo que le ocasionó estar fuera de las lides boxísticas durante algún tiempo, regresando luego y dando muestras de no haber sido afectado por el accidente.


20.- Bernard Hopkins:

hopkins




“The Alien” no es solo quizá el más longevo de todos los campeones que ha conocido el boxeo, -todo logrado a base de disciplina- sino que en una carrera desarrollada a partir de una edad donde la mayoría ya son campeones llevan a cuestas decenas de peleas encima, hasta el momento (nov. 2015) jamás fue noqueado. Lució mal ante Chad Dawson, pero en su carrera de 66 peleas enfrentó a los mejores Pesos Medios, Pesos Semipesados y a oponentes que desde los Welters y Ligeros habían incursionado a los Pesos Medios. Hopkins enfrentó a John David Jackson, Roy Jones Jr, Joe Calzaghe, Glen Johnson, Jean Pascal, Tito Trinidad, Kelly Pavlik, Antonio Tarver entre otros, que tenían en común ser más jóvenes que él. A punto de cumplir los 50 años, Hopkins enfrentó en pleito de unificación a Sergey Kovalev, quien venía de una racha de 14 KOs consecutivos; perdió ampliamente, pero se mantuvo de pies los 12 asaltos, soportando un gran castigo y asimilando los más potentes golpes del Kovalev, quien es 18 años menor.

Una mención especial obligatoria debe ser a Daniel Zaragoza, quien en su carrera de 66 combates desarrollados en Peso Gallo y Supergallo solo fue superado por KO en dos ocasiones: una de ellas cuando ya estaba acabado y fue su pelea final ante la naciente estrella Erik Morales, y otra ante Tracy Patterson, pelea que le fue detenida por cortaduras. La mayor debilidad de Zaragoza era la facilidad con que se le provocaban cortaduras, pero cabe mencionar que asimiló muchos golpes de parte de Héctor Sánchez, Carlos Zárate, Wayne McCullough, y muchos oponentes nóveles que enfrentó en Japón, sin ninguno de estos haberle podido noquear.

© Copyright by frasesdeboxeo.com




Related posts

¡ÚLTIMA HORA: PODRÍAN SUSPENDER PACQUIAO VS MATTHYSSE!

ROMÁN “CHOCOLATITO” GONZÁLEZ SE LESIONA

¡APARECIÓ JC CHÁVEZ JR Y LE DEJO UN MENSAJE A GOLOVKIN!